El catedrático italiano Simone Belli (izq.) dirige al comité organizador del Día de la Innovación que impulsa la creatividad en los estudiantes. Foto: José Mafla / LÍDERES

El catedrático italiano Simone Belli (izq.) dirige al comité organizador del Día de la Innovación que impulsa la creatividad en los estudiantes. Foto: José Mafla / LÍDERES


Redacción Sierra norte (I)  
[email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 20
No 7

10 proyectos de investigación ya se ejecutan en sus aulas

16 de agosto de 2015 15:57

Universidad e Investigación de Tecnología Experimental Yachay. El centro desarrolla proyectos para beneficiar a la comunidad. En un año y cuatro meses ha firmado convenios con instituciones públicas y empresas privadas.

A un año y cuatro meses desde que abrió sus puertas, Yachay Tech ya tiene 10 proyectos de investigación en ejecución.

La Universidad de Investigación de Tecnología Experimental es el proyecto estrella del Gobierno para promover la innovación a través de la creación de conocimiento. El plantel es el cerebro y motor de la Ciudad del Conocimiento, que se levanta en un área de 4 489 hectáreas, en el cantón Urcuquí, en Imbabura.

Según José Andrade, rector interino, el alma máter será pionera en el país en la creación del Centro de Transferencia Tecnológica.  Se trata de un ente autónomo que permitirá realizar investigación avanzada, de estudiantes y docentes, en diferentes áreas.

En el momento, se construyen dos edificios de investigación, entre otros, que estarán listos el próximo año. Así lo afirma Héctor Rodríguez, gerente general de la empresa pública Yachay.

Dentro de este esquema, en enero de este año, por ejemplo, Yachay Tech suscribió un convenio con Petroamazonas, Empresa Nacional Minera (Enami) y Schlumberger del Ecuador para desarrollar proyectos específicos de petroquímica, minería y afines.
La idea es crear un laboratorio especializado en áreas de hidrocarburos, petróleo, entre otros.

“Este es uno de los proyectos del que estamos orgullosos porque permitirá la recuperación mejorada del crudo, debido a que nuestros campos ya son maduros, tienen 30 años y a medida que pasa el tiempo es más difícil extraer el petróleo”, indica Andrade.

Otro proyecto emblemático, que según Andrade tiene un componente humano, es un estudio sobre la microtia (malformidad del oído externo). “Ecuador es el país con más casos en el mundo”.

También se refiere a un proyecto que realiza Paul Baker, decano de la Escuela de Ciencias Geológicas y Geotecnia. Se trata de una investigación que propone que alguna vez el río Amazonas desem­bocó en el golfo de Guayaquil. Este estudio busca aportar con información sobre los cambios de las cuencas hídricas con el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi).

También se cuentan convenios internacionales con la Universidad de Barcelona, para ejecutar tres programas de maestría en química orgánica, energía renovable y nanotecnologías. Además, con Carnegie Mellon University buscan desarrollar programas de doctorado en ciencias de la Tierra.

En esta dinámica, los estudiantes están dando los primeros pasos. 120 cursantes del segundo semestre desarrollaron 28 proyectos de innovación y emprendimiento. Según el catedrático Simone Belli, docente del área, las propuestas van desde la tecnología al desarrollo sostenible y de la educación al emprendimiento social.

Precisamente, para estos días está prevista la entrega de reconocimientos a las cuatro propuestas más relevantes.

La premiación, que incluye un fondo semilla, se realiza en el marco del Día de la Innovación, en Yachay, que estaba programado para el viernes pasado. 

Belli comenta que a lo largo de este último período académico los estudiantes han presentado ideas increíbles. Hay aplicaciones móviles que se relacionan con la salud y la actividad física. Otras plantean soluciones sociales como la instalación de biofiltros sustentables, para dar acceso a agua a familia de comunas rurales que actualmente no tienen servicio de potabilización.

La idea, según Belli, es construir un filtro de cerámica que, con la semilla de la planta moringa ayudará a eliminar las bacterias, mientras que la porcelana capturará los metales pesados.
“Es importante que los estudiantes, desde los 18 años, se incorporen a la dinámica de innovación y emprendimiento”, comenta Simone Belli.

Es por ello que ha organizado a sus discípulos en equipos, denominados tin, compuestos de entre cuatro a seis personas. Las agrupaciones han bautizado a sus proyectos con nombres singulares como Ultra Dryer Machine (Súper Máquina Secadora).

Lenín Andrés Guerrero, de 18 años, capitán del grupo Homo Super Sapiens, comenta que la idea es diseñar una máquina que seque la ropa en menos tiempo, utilizando un sistema de vacío.

La estrategia de Yachay Tech es formar a sus estudiantes aprovechando los conocimientos de profesores-investigadores de 14 países del mundo. Muchos de los conocimientos generados en esta universidad están plasmados en 60 artículos científicos publicados.