placeholder
En la planta de Chimborazo laboran más de 270 personas. Con la inversión de Yura crecerá la producción. Foto: Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES.

En la planta de Chimborazo laboran más de 270 personas. Con la inversión de Yura crecerá la producción. Foto: Foto: Glenda Giacometti / LÍDERES.

Unión Cementera produce más

22 de March de 2015 15:18

Un año después de la fusión entre las cementeras Guapán y Chimborazo, los directivos de la Unión Cementera Nacional (UCEM) sienten que la empresa está más sólida. A pesar de que en el 2014 el mercado local se redujo en un 2%, esta empresa incrementó su participación; además tuvo ventas por USD 40 millones.

En las plantas de producción instaladas en Riobamba (Chimborazo) y Azogues (Cañar), se producen cada día 3 000 toneladas de cemento que se distribuyen en todo el país. Los obreros trabajan con rapidez para cumplir con la meta fijada para este año, producir 1,3 millones de toneladas.

“La fusión entre las dos empresas nos dio el impulso para crecer y hoy empezamos a ver los resultados”, afirma Noemí Pozo, gerenta general de la empresa.

La ejecutiva añade que una de las fortalezas para el crecimiento en el mercado se debe al apoyo mutuo entre Guapán y Chimborazo. “Tenemos un stock de repuestos para las maquinarias, los técnicos de ambas partes se capacitan en los procesos de ambas plantas y tenemos muchas sinergias”.

El principal indicador del crecimiento de la empresa, dice Pozo, es el aumento de producción de 700 000 toneladas al año que lograban producir separadamente, a casi un millón de toneladas que produjeron en conjunto en 2014.

En el 2012 en el Ecuador se consumieron 5,9 millones de toneladas de cemento, para el 2013 esta cifra se elevó a 6,6 millones y en el 2014 disminuyó a 6,4. Todo el cemento consumido en el país fue abastecido por las cementeras Holcim, Selva Alegre y Unión Cementera Nacional.

Según los actores en los proyectos inmobiliarios, la caída en el mercado se dio a finales del 2014 y en parte obedeció a las nuevas políticas de austeridad que promovió el Régimen.

“Para los inversores privados, pensar en proyectos inmobiliarios a gran escala se volvió difícil por la situación del país. El 2014 no fue el año de comprar casas para el ciudadano común”, opina Edmundo Sancho, expresidente de la Cámara de la Construcción de Chimborazo.

Jaime López, propietario de un consorcio de firmas constructoras, concuerda. “En el 2013 y parte del 2014 la obra pública fue la que generó la alta demanda de cemento, a partir de la baja del precio del petróleo, la reducción del gasto público se vio reflejada también en la industria cementera”.

El 2015 tampoco se avizora como un año prometedor para el desarrollo de los proyectos inmobiliarios privados dice López. Esto, porque algunos materiales de construcción y acabados están incluidos en la lista de sobretasas arancelarias. Sin embargo, la UCEM prevé un crecimiento, incluso, con miras a la exportación.

La expectativa de crecimiento se debe al ingreso de un nuevo accionista a la empresa. Se trata de la empresa Yura, parte del grupo Gloria del Perú. Ellos invertirán USD 230 millones para la construcción de una nueva planta procesadora de clínker (piedra caliza y arcilla horneada). Este material es la materia prima más costosa del cemento tipo portland.

Así, la Unión Cementera Nacional sustituiría la importación de las 2 400 toneladas de clínker y le ahorraría a la empresa USD 75 millones anuales. “Con la nueva planta de clínker prácticamente duplicaremos la producción y empezaremos la exportación de nuestro producto”, explica Pozo.

Sin embargo, aunque este convenio se suscribió el 25 de enero pasado, las definición sobre el porcentaje accionario exacto que recibirán los inversores extranjeros está bajo análisis. Información preliminar establece que será superior al 60% (63,5%), pero el dato se ratificará, de ser el caso, una vez concluida la transición, dice Pozo.

La selección del inversor peruano se efectuó a través del método Swiss Challenge; es decir, un concurso para postulantes. La oferta de la peruana Yura se impuso a la que hicieron otras empresas de la India, España y China por las facilidades que propusieron para la Cementera Nacional.

En el momento, la empresa se encuentra en un proceso de transición previo al ingreso de los capitales extranjeros. Según la Gerenta, esto no incidirá en el trabajo que cumplen las plantas, no habrá recorte de personal y el proceso de fabricación no se afectará.

La construcción de las plantas de clínker empezaría a funcionar en tres años, pero este año se iniciarán los estudios técnicos para su instalación. Entre tanto, el objetivo empresarial del 2015 es crecer en el mercado interno.

La Unión Cementera

El origen. La Unión Cementera Nacional (UCEM C.E.M.) nació en septiembre del 2013, tras la fusión del 86% de Cemento Chimborazo y el 100% de Industrias Guapán.

Los colaboradores. De acuerdo con información destacada en el sitio web de UCEM, en la planta de producción de Chimborazo trabajan 270 personas y en la de Azogues; son 300.
La firma Yura. El acuerdo de participación de esta empresa se concretó en octubre del 2014, tras la realización del VIII