placeholder
El EHang 184 fue exhibido en la feria electrónica de consumo CES en Las Vegas, en 2016. Foto:  EHang

El EHang 184 fue exhibido en la feria electrónica de consumo CES en Las Vegas, en 2016. Foto: EHang

El uso de vehículos voladores será una realidad en Dubái

22 de febrero de 2017 13:25

El fabricante chino de drones EHang anunció la semana pasada que suministrará taxis voladores autónomos a Dubái, el primer país que permitirá el uso de estos vehículos a partir de julio próximo.

La compañía planea exportar su modelo EHang 184, capaz de llevar a un pasajero con una maleta, con un peso máximo de 117 kilos, durante un trayecto que no superaría media hora o 50 kilómetros, un alcance seguro para sus baterías.

Según el proyecto, los pasajeros solo deben elegir el destino y el vehículo les llevará allí pilotado, informó la edición digital de la revista financiera Caixin.

Los vehículos estarán monitorizados y controlados a través de un centro de comando o una central en la cual se podrán trazar rutas y los destino remotamente.

En caso de problemas técnicos durante el vuelo, los taxis están programados para posarse en las zonas seguras más cercana, y la comunicación entre las máquinas y el centro de control está encriptada, según la compañía para evitar ataques informáticos.

EHang, una compañía asiática creada hace tres años y que inicialmente fabricaba drones de uso lúdico o profesional, presentó el 184 en la feria de electrónica de consumo CES de Las Vegas en 2016.

Este dron está equipado con ocho hélices sobre cuatro ejes y es capaz de transportar a una persona dentro de su cabina. Tiene una autonomía de media hora en vuelo, por lo que se estima que cubrirá extensiones y distancias considerables.

Mattar al-Tayer, presidente de la Agencia de Caminos y Transportes de Dubái, al anunciar los planes para volar el dron durante la Cumbre Mundial de Gobiernos, dijo que “Esto no es solo un modelo. Realmente hemos probado este vehículo volando por los cielos de la capital”.

El taxi volador ya ha sobrevolado alrededor del icónico hotel rascacielos Burj al-Arab, experimentando la forma en que podría funcionar en los cielos de la capital de los Emiratos Árabes Unidos.

Dubái, la mayor ciudad de los Emiratos Árabes Unidos, quiere enmarcar este proyecto dentro de su objetivo de convertirse en una ciudad “inteligente” con alto nivel de automatización del transporte.

Esta ciudad ya tiene un sistema de metro sin conductor y se está tratando de cumplir con un elevado objetivo de aliviar la congestión en las vías de la ciudad. En abril de 2016, el gobernante de Dubái, el jeque Mohammed bin Rashid al-Maktoum, dijo que una cuarta parte de los vehículos en Dubai estaría sin conductor para el 2030.

Los Emiratos Árabes Unidos se están convirtiendo en un centro para el transporte futurista. Dubái firmó un acuerdo con Hyperloop One en noviembre para estudiar la viabilidad de vincular la ciudad-estado con Abu Dhabi a través de un tubo sellado al vacío, una idea de Elon Musk.

Los viajeros dentro del tubo van a velocidades casi supersónicas y completan el viaje en 12 minutos. Su competidor, Hyperloop Transportation Technologies, también está estudiando la construcción de un tubo similar entre Abu Dhabi y la ciudad de al-Ain, un viaje que tardaría 10 minutos.

Otras empresas están explorando la movilidad en vehículos voladores autónomos y entre ellos, Airbus la fabricante aeronáutica europea divulgó en los últimos meses de 2016, a través de una división, su proyecto de taxi aéreo sin piloto, denominado Vahana.

Los Vahana, serían capaces de transportar pasajeros y carga, lo que también podría ser utilizado por los servicios de reparto de compras a través de Internet como Amazon, según informa TechCrunch.

Si bien la intención de esta empresa es eventualmente llegar a una ciudad con este tipo de transporte, como una oferta más para disminuir la congestión vehicular, actualmente los gobiernos no permiten que las aeronaves realicen estos servicios.

No obstante, Airbus logró llegar a un acuerdo con las autoridades de Singapur para realizar pruebas de estos aviones-taxi autónomos en la zona por sobre la Universidad Nacional de Singapur a partir del 2017. En el futuro, Airbus espera poner este servicio a disposición de los usuarios con un sistema similar al que utiliza ahora en los teléfonos Uber o Cabify.