En la empresa Vicunha, los estudiantes pasan tres meses continuos en actividades prácticas, como parte de su formación dual. Fotos: Cortesía Vicunha Ecuador

En la empresa Vicunha, los estudiantes pasan tres meses continuos en actividades prácticas, como parte de su formación dual. Fotos: Cortesía Vicunha Ecuador

María Vanessa Silva
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 16
No 5

Hay 11 carreras de formación dual en el país

16 de agosto de 2019 10:14

Cuando Pamela Moposita se graduó del colegio y se disponía a estudiar una carrera superior, buscó algo novedoso, diferente, que le permitiera vincularse rápidamente al mundo empresarial. Investigó y dio con la formación dual, que en el país empezó por iniciativa privada, mediante la Corporación Formados, una alianza de nueve agremiaciones empresariales.

A breves rasgos, en la formación profesional dual el 50% es enseñanza teórica que se imparte en un aula de clases y el otro 50% enseñanza práctica en una empresa Formados implementó este modelo en Ecuador a partir del 2014, con el apoyo de la Federación de Cámaras de Industrias y Comercio de Alemania.

Desde entonces se han creado 11 carreras orientadas al sector manufacturero entre las que están: técnica en plásticos, técnica en producción textil, técnica en fabricación de calzado, técnica en desarrollo de software, entre otras. Todas están avaladas por Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación.

Cada una se configura en base a las necesidades de las empresas. Se imparten en cuatro ciudades (Quito, Cuenca, Guayaquil y Manta), a través de seis institutos técnicos –públicos y privados- y dos universidades.

Pamela es una de los 800 estudiantes que, actualmente, se forman en esta modalidad. Cursa el tercer nivel de producción textil, en el Instituto Tecnológico Superior Sucre y desempeña sus horas prácticas en la firma textil Vicunha Ecuador. Esta experiencia le ha permitido desarrollar nuevas destrezas, ha adquirido conocimientos en áreas operativas y administrativas.

Juan Fernando Gutiérrez, presidente ejecutivo de la Corporación Formados, sostiene que el aprendizaje dual “puede transformar al país”, porque incide, directamente, en la competitividad del sector productivo y, a la vez, influye en el desarrollo social y económico de la gente. El 84% de los estudiantes del programa han sido contratados por las empresas.

La Organización Internacional de Trabajo (OIT) anota que la formación dual es la modalidad formativa más efectiva para acercar la oferta y la demanda de competencias laborales, aumentar la empleabilidad de las personas jóvenes y optimizar el uso de los recursos para formación.

“Los estudiantes no deben culminar sus estudios para recién en ese momento poder tener contacto con la realidad empresarial. Las empresas pueden adaptar a los estudiantes a su dinámica”, anota Galo Chacón, jefe de recursos humanos de Vicunha Ecuador, que es una de las 134 firmas que participan en el programa.

Más allá de los resultados cuantitativos, la formación dual aporta al clima laboral, ya que también pueden ingresar los empleados que deseen mejorar sus conocimientos, lo cual se convierte en un estímulo para ellos, dice Pablo Zambrano, titular de la Cámara de Industrias y Producción (CIP).

La CIP se alió con la Politécnica Salesiana para crear la carrera de mecánica industrial. La malla comprende cinco semestres. La formación práctica empieza desde el segundo.

Nestlé ejecuta con 14 universidades la ‘Iniciativa por los jóvenes’, que contiene formación dual y consiste en promover pasantías, realizar proyectos y casos de negocios. “Ha generado en la compañía una posibilidad de hallar futuros talentos y encontrar maneras distintas de gestionar procesos y solucionar problemas de nuestras operaciones”, explica Annabelle Rodríguez, directora de Recursos Humanos.

Los centros educativos, por su cuenta, también promueven iniciativas que buscan vincular a los jóvenes con las empresas. La Fundación Cicerón, de la Universidad San Francisco de Quito, desarrolla cursos de educación continua y ejecutiva, para desarrollar talento humano y áreas de negocios, con acreditación internacional.

Dispone 30 programas de acceso al público en general, indica Ana María Novillo, directora de Cicerón. Se imparten también cursos hechos “a medida” de los requerimientos de las organizaciones, con certificaciones ideadas específicamente para cada negocio.