El impuesto recaerá sobre el consumidor final al momento del pago, mediante tarjeta de crédito o débito. Foto: Archivo / LÍDERES

El impuesto recaerá sobre el consumidor final al momento del pago, mediante tarjeta de crédito o débito. Foto: Archivo / LÍDERES

Patricia González
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Servicios foráneos de educación en línea pagan IVA

30 de septiembre de 2020 19:02

Desde el pasado 16 de septiembre, el Servicio de Rentas Internas (SRI) grava con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) el uso de 178 servicios digitales, que se ofertan en 198 plataformas, según el catastro publicado por la autoridad tributaria.

El impuesto recaerá sobre el consumidor final al momento del pago, mediante tarjeta de crédito o débito. Con esta norma –establecida en la Ley de Simplificación Tributaria, en vigencia desde enero–, se busca gravar con IVA la importación de servicios digitales, puesto que las aplicaciones registradas en el país ya pagan impuestos, es el caso de firmas como Rappi, Glovo y Cabify.

Pablo Villegas, vicepresidente del Instituto Ecuatoriano de Derecho Tributario, explicó en una conferencia sobre el IVA en los servicios digitales, organizada por la Cámara de Innovación y Tecnología Ecuatoriana (Citec), que la regulación va acorde con una tendencia internacional de fiscalidad, que sigue el principio de tributación en destino, es decir que se cobren impuestos en el país a donde llega el bien o servicio.

Sin embargo, para el experto tributario el país requiere de una política tributaria sobre tecnología e innovación, en la que se defina con claridad si lo que se busca es dar incentivos a esta industria, ser neutral o desincentivar. “No existe una política pública que se piense de manera integral”, dijo en el evento celebrado la semana pasada.

Advirtió que entre el catastro del SRI sobre servicios digitales gravados con IVA y otras políticas tributarias existen ciertas contradicciones. Por ejemplo, los servicios educativos están gravados con tarifa del 0% en el país, pero en el catastro existen plataformas de aprendizaje en línea. Algunas de estas son: Domestika, Coursera, Open English, English Live, Crehana; sitios web que ofrecen capacitaciones de inglés, fotografía, marketing, diseño, entre otras áreas.

“Si se dan incentivos a la educación, lo lógico debería ser darlos también a la educación en línea y trasladarlo a prestadores de servicios digitales no residentes”, subraya el experto. Entre otros contrasentidos, añade, hay páginas de juegos de azar en el catastro, cuando por ley están prohibidos en el país.

El Gobierno calcula una recaudación por el cobro del IVA a los servicios digitales de USD 5 millones para lo que resta de año y de USD 21 millones para 2021. La previsión anual está muy por encima de lo que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) estimó en su estudio Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2019, en el que indicó que el país podía lograr una recaudación de USD 11,2 millones al año solo con gravar cuatro reconocidas plataformas digitales.