Carolina Sánchez (der.), Libia Basantes y Luis Sánchez son parte de esta empresa. El taller funciona en la parroquia de Guangopolo, en Los Chillos. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Carolina Sánchez (der.), Libia Basantes y Luis Sánchez son parte de esta empresa. El taller funciona en la parroquia de Guangopolo, en Los Chillos. Foto: Patricio Terán / LÍDERES

Mayra Pacheco
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 3
No 0

Troncos, raíces y ramas se transforman en este taller

3 de septiembre de 2018 11:29

Los pedazos de madera, que resultan inservibles para algunas personas, son transformados en muebles en Tre Estudio Ecuador.

En este taller, los troncos, raíces, ramas de árboles y otros retazos de madera sin tratar son convertidos en comedores, sillas, peinadoras, aparadores, esquineros, mesones, objetos decorativos y más.

Desde hace cinco años, Luis Sánchez, gerente y diseñador de Tre Estudio Ecuador, es el encargado de crear este mobiliario con las piezas de árboles que tiene disponible en su taller, ubicado en Guangopolo, en Los Chillos. Para iniciar este proyecto invirtió alrededor de USD 30 000.

Para este emprendedor de 28 años unir grandes raíces con retazos de tronco es como jugar con legos. Debe asegurarse que cada pieza calce de manera perfecta.

En este proceso de creación de muebles con madera cruda, se conservan las características propias de la materia prima. En los mesones, por ejemplo, se pueden apreciar las curvas o vetas que tienen los troncos.

Estos detalles hacen que los muebles sean únicos, debido a que ningún árbol es igual a otro.

Además, el acabado final depende de los requerimientos que planteen los clientes. Ellos deciden si quieren sus muebles lacados, pintados o si se fusiona la madera con vidrio, metal, cuarzo importado, grafito, mármol u otros. El trabajo es personalizado.

Esto permite, según Sánchez, crear ambientes diferentes en los hogares o locales. Y, sobre todo, se aprovecha la madera natural, que a veces termina convertida en leña, aserrín o botada.

La materia prima que emplea Tre Estudio Ecuador proviene de talas autorizadas de árboles del Oriente, Imbabura u otras zonas.

Pino, laurel, seike son algunas de las variedades utilizadas.

Marco Freire, propietario de la empresa Freire y Asociados, menciona que cada tres meses entrega alrededor de 21 metros cúbicos de madera que no es atractiva para otras firmas. Pero esta adquiere un valor agregado con Tre Estudio Ecuador. En promedio, cada metro cúbico cuesta USD 70.

Sulimar Vasco distribuye, en cambio, lacas, pinturas, selladores y otros insumos de carpintería. Los pedidos se hacen cada mes, estos suman USD 3 000.

Pero también se usan palets. Con este material, en el 2016, Sánchez y su equipo construyeron 22 ‘stands’ para la feria de la Conferencia de las Naciones Unidas Hábitat III, que se realizó en octubre en el 2016 en Quito.

Con estas estructuras de madera se construyeron las cabañas y el mobiliario básico, donde se vendían ‘souvenirs’ a los visitantes.

Esta experiencia permitió a estos emprendedores conocer que están en el camino correcto. “Usar material reciclado para construir mobiliario es la tendencia actual en Europa”, expresa Sánchez.

La venta de estos muebles se realiza en las oficinas de Tre Estudio Ecuador. Estas funcionan en la avenida República del Salvador y Portugal, en Quito; en la avenida Ilaló y Alondras, en Los Chillos; o a través de la página web www.treestudioecuador.com.

En la web las personas pueden conocer el catálogo de productos que se fabrican en Tre Estudio Ecuador y hacer pedidos. Las entregas en Quito se realizan sin recargos adicionales y para provincias solo se cobra el precio correspondiente al transporte.

Los precios varían en función del tamaño y las características. En promedio, un juego de comedor para cuatro personas para el exterior cuesta USD 280. También se pueden encontrar mesas pequeñas desde USD 80. En promedio, esta empresa factura alrededor de USD 60 000 al año.

Por ahora los clientes son principalmente propietarios de locales, pero en dos meses está previsto presentar una colección de muebles para el hogar.

Ramiro Terán, propietario de Munchis, comenta que junto con Sánchez crearon el mobiliario y ambiente y de su local. Terán buscaba algo diferente y personalizado. “Logró materializar lo que tenía yo tenía en mente y la inversión de USD 3 000 fue razonable”.

Alexander Romero, propietario de la cadena The Lovers, compra también el mobiliario en Tre Estudio Ecuador, porque son de calidad, únicos y tienen un precio competitivo, que justifica la calidad del trabajo.