placeholder
Fuselaje de un Airbus A320 que se construye la nueva planta de acabado y entrega de aviones A330 en Taijin, en China. Foto: Roman Pilipey / EFE

Fuselaje de un Airbus A320 que se construye la nueva planta de acabado y entrega de aviones A330 en Taijin, en China. Foto: Roman Pilipey / EFE

Airbus inaugura otra planta en China

27 de septiembre de 2017 16:38

El fabricante aeronáutico europeo Airbus inauguró la semana pasada su primera planta de acabado y entrega de aviones de la familia A330 de doble pasillo en China. Es la primera de estas características que la compañía abre fuera del continente europeo, con lo que refuerza su presencia en el gigante asiático.

“Hoy es un día histórico para todos nosotros”, afirmó el presidente de aviones comerciales de Airbus, Fabrice Brégier, durante la inauguración del centro, que preparará los aparatos destinados a compañías chinas y también de otros países de la región.

Así, destacó el fuerte progreso logrado conjuntamente entre Airbus y China, que se ha convertido en una “parte crucial” del suministro y cadena de producción del fabricante europeo.
Durante la ceremonia de inauguración del centro, se entregó de manera simbólica a la compañía china Tiajing Airlines un A330, que en esta ocasión ha sido equipado en las instalaciones de la compañía en Toulouse (Francia).

Las nuevas instalaciones, que estarán preparadas para entregar dos aeronaves al mes a partir de 2019, se encuentran junto a la factoría de ensamblaje de aparatos de pasillo único (modelos A319 y A320) en Tianjin (noreste), que empezó a funcionar en el 2008.

La nueva planta recibirá los A330 de la factoría de Toulouse, donde se fabrican, para realizar el acabado de los aviones, en concreto el acondicionamiento interior de la cabina, la pintura y las pruebas previas a la entrega.

Por ejemplo, en el centro de Tianjin, donde trabajarán entre 250 y 300 personas, se incorporarán los equipos de video, aire acondicionado, revestimiento de carga y de puertas, paneles del techo, asientos, cortinas, material de seguridad, etiquetas y cocinas.

Tras completar el equipamiento de la cabina, la aeronave se trasladará al taller de pintura, se realizará la prueba de vuelo y, finalmente, se entregará al cliente.

Un total de 150 trabajadores chinos han sido formados en Europa para desarrollar las labores de acabado de la familia A330 que, con capacidad de entre 200 y 440 pasajeros, es uno de los modelos de cabina ancha más populares en China, donde nueve compañías aéreas ya los utilizan. Así, la compañía europea pretende abastecer la pujante demanda del gigante asiático, el segundo mercado de aviación a nivel mundial, por detrás de los Estados Unidos.

En palabras de Brégier, esta planta de acabado y entrega es un nuevo hito y evidencia el compromiso mutuo con un fuerte y creciente sector chino de la aviación.

China está a punto de convertirse en el líder mundial en tráfico aéreo de pasajeros debido a su rápido crecimiento, que se prevé del 6,9% anual a lo largo de los próximos 20 años, un ritmo superior al 4,6% previsto para todo el mundo.

La presencia de Airbus en China comenzó en 1985 con su primera entrega de un A310 a la aerolínea China Eastern Airlines. Desde entonces, el mercado del fabricante aeronáutico ha experimentado un importante crecimiento de sus operaciones. Uno de sus objetivos es la cooperación con la industria aeronáutica china, por lo que también busca el desarrollo de habilidades de ingeniería e innovación tecnológica y promover la integración de suplementos chinos en la cadena de suministros global de Airbus.

También, el constructor aeronáutico brasileño Embraer estudia la posibilidad de construir una factoría en China para fabricar aviones comerciales, dijo el presidente ejecutivo de la compañía, Paulo César de Souza e Silva.