placeholder
Una imagen de una de las cinco  plantas de la industria Fortesan. La firma de alimentos se encuentra ubicada en el sector de Carcelén Industrial. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Una imagen de una de las cinco plantas de la industria Fortesan. La firma de alimentos se encuentra ubicada en el sector de Carcelén Industrial. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Cereales para el Ecuador y el mundo

22 de marzo de 2018 06:44

En 12 años, las operaciones de Fortesan dieron un giro al pasar de ser una pequeña empresa alimenticia a una industria que, incluso, maquila para compañías del sector en el exterior.

Los orígenes de la compañía se remontan al deseo de cuatro socios por conformar un negocio que produjera alimentos saludables. Durante su primera década se centraron esfuerzos, exclusivamente, en la dotación para los programas sociales del Gobierno.

Iván Larrea, presidente ejecutivo, explica que el principal objetivo era entregar alimentos nutritivos y de bajo costo. Entre los productos que elaboraban hasta el 2017 estaban coladas, granola, papillas, alimentos para madres embarazadas, entre otros.

Actualmente, produce y distribuye barras para cereal y base para bebidas lácteas para el programa escolar. Este último producto se entrega en polvo para la fabricación del líquido.

La transformación de la firma arrancó hace tres años. Se comenzó un proceso de investigación para lanzar su línea comercial; se invirtieron unos USD 2 millones en los últimos cinco años en plantas, maquinarias, equipos y capacitación para el personal.

En el 2016 arrancó la producción y comercialización de los productos. Iniciaron con unos 10 para el mercado local y dos para exportación.

Los socios, además, buscaron, “utilizar materias primas ancestrales como la quinua”. Actualmente, producen con este cereal en su presentación regular y orgánica; también otros productos andinos como el amaranto y la chía y, fuera de estos, el arroz.

La compañía tiene dos líneas de producción en su segmento comercial. La primera es de marcas propias con cinco categorías de productos entre los que están barras, musli, granolas, arroz crocante, etc; la segunda es la maquila, para empresas nacionales e internacionales, que incluye la fabricación de hasta 20 tipos de cereales.

Los productos de marca propia se venden con la marca Cereanola. Mientras que los maquilados los desarrolla la compañía, pero se comercializan con la marca del cliente; por ejemplo, en EE.UU. venden un cereal bajo el nombre de Quinoa Queen y a Canadá llega un ‘snack’ de sal que producen para la empresa Kuna Chía.

Mario Baquerizo, gerente comercial de Fortesan, indica que maquilan para seis empresas en total.

Una de las compañías para las que fabrican productos es Boss Bran. “Trabajamos con Fortesan hace unos ocho meses. Ha sido una excelente experiencia porque la empresa tiene una sólida capacidad de innovación y desarrollo de productos, un fuerte equipo comercial que entiende las necesidades del cliente, tiempos de respuestas rápidas, etc. Para nosotros ellos hacen barras de cereales, cereales, entre otros”, indica la compañía.

Ahora, el 90% de la producción de Fortesan es para el mercado local y 10% para otros destinos.

El Ministerio de Comercio Exterior destaca el hecho de que la compañía cuente con diferentes certificaciones como Kosher y BPM (buenas prácticas de manufactura), así como fabricación con producto orgánico. Para este año aspiran a contar con otra.

Por todo ello, Fortesan forma parte del catálogo Ecuador Certificado, levantado por esta Cartera de Estado.

¿Qué le motivó a la compañía a crecer hacia el exterior? Su gerente responde que un mercado más grande, que está dispuesto a pagar por un producto de alta calidad.

El desarrollo de la empresa también se aprecia en el tamaño de sus instalaciones. Cuando la firma inició tenía 450 metros cuadrados de construcción y ahora, 9 000 m² en el sector de Carcelén Industrial, en el norte de Quito.

De una planta de producción pasó a cinco, para hacer ‘snacks’ de sal, harina para coladas en polvo, barras, granolas y musli, más los llamados cereales para desayuno. Al inicio producían 80 toneladas/mes y ahora, 600.

El 20% de la producción se destina a la parte comercial y el resto para los programa del Gobierno. La meta es crecer en el primer segmento.

La compañía está apuntando al mercado mexicano y también tiene interés por ingresar a la Unión Europea. De hecho, participó en una feria en Alemania donde sus productos, según Larrea, tuvieron aceptación.

“Nos proyectamos como una empresa de alimentos basada en la creación y desarrollo de productos innovadores y con la mejor tecnología posible”, dice Larrea sobre la misión.

Para todo ello han recibido el apoyo de Pro Ecuador. Asimismo, han logrado acceder a diferentes créditos por parte de la banca privada y la Corporación Financiera Nacional (CFN).

Las cifras

2 tipos de quinua utiliza la empresa para la fabricación de sus productos: orgánica y regular.

12 sabores tienen los productos en las cinco categorías de marcas propias de la empresa.

2 países han recibido productos de Fortesan: EE.UU. y Canadá. La empresa maquila para empresas.

6 empresas  son aquellas para las que maquila. Ahora se está cerrando un negocio con una marca para enviar producto a EE.UU. y Colombia.

Presidente
Iván Larrea


Fortesan fue un reto desde que me invitaron a participar en este proyecto. Lo dimensionamos y diseñamos de tal manera que sea ganador. Luego de 12 años, podemos decir que lo hemos logrado. Es una iniciativa en la que nos hemos desarrollado personalmente y aplicado nuestra formación y habilidades. En los primeros ocho años, todo lo que generábamos reinvertíamos. Eso nos ha permitido tener plantas con tecnología de punta y buenos equipos de trabajo.