placeholder
El Superintendente de Control del Poder de Mercado encargado cuenta qué pasa con el organismo ante la falta de una terna para elegir al Superintendente titular. También ofrece detalles sobre por dónde caminan las fusiones empresariales en el país. Foto: P

El Superintendente de Control del Poder de Mercado encargado cuenta qué pasa con el organismo ante la falta de una terna para elegir al Superintendente titular. También ofrece detalles sobre por dónde caminan las fusiones empresariales en el país. Foto: Pavel Calahorrano / LÍDERES

Christian Ruiz: ‘Hay presiones en temas de competencia’

2 de octubre de 2017 07:33

El Superintendente de Control del Poder de Mercado encargado cuenta qué pasa con el organismo ante la falta de una terna para elegir al Superintendente titular. También ofrece detalles sobre por dónde caminan las fusiones empresariales en el país.

La designación del nuevo Superintendente de Control del Poder de Mercado está pendiente. ¿Cuál es la actual situación de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM)?
A Pedro Páez se le acabó el período el 5 de septiembre de este año y una institución no se puede quedar acéfala. Yo me desempeñaba como intendente general de la SCPM por unos tres años, por lo que se hicieron consultas a la Procuraduría General del Estado y al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social (Cpccs). La Procuraduría señaló que yo podía tomar la posta, mientras no exista una terna enviada por el Presidente de la República y por eso estoy como Superintendente encargado. En la SCPM, al ser parte de la Función de Transparencia, solo el Cpccs puede nombrar un reemplazo. Páez fue designado por el Consejo de Participación Ciudadana, pero fue posesionado por la Asamblea Nacional. Entonces, hay una figura que no está clara, es un vacío legal.

¿Entonces habrá que esperar la terna del Ejecutivo?
Así es. Estamos en un momento sui géneris en lo político. Estamos a puertas de una consulta popular, en donde aparentemente van a existir cambios en el Cpccs, en las reglas para elegir autoridades de control. Pero en la Constitución se establece que los superintendentes se eligen de una terna. ¿Quién lo va a elegir? Aún no lo sabemos.

Esta situación particular, ¿cómo afecta al trabajo de la SCPM a escala nacional?
El trabajo no ha tenido ningún problema. El que haya salido Páez no implica que la SCPM detenga su trabajo. Seguimos impulsando procesos investigativos, promocionando los comités de usuarios, la participación ciudadana.

Usted dice que el futuro del Cpccs estaría por decidirse en la consulta. ¿Qué pasaría si ese organismo llegara a desaparecer en el futuro?
Técnicamente no se puede de­saparecer a la función de transparencia. Eso implica un cambio en la Constitución. El tema del Cpccs puede cambiar en el sentido de cómo elegir personas o funcionarios. Aparentemente, va a haber una nueva ley orgánica de la función de transparencia y control social. Allí habría una nueva forma de elegir autoridades de control. Eso no implica que esas autoridades desaparezcan. La SCPM no puede desaparecer.

¿La política de austeridad afecta a la SCPM?

En la Superintendencia hemos sufrido mucho por el tema de presupuesto. En 2012 tuvimos un presupuesto anual de USD 14,5 millones. Esa cifra se ha recortado con el tiempo y para 2017 no es más de USD 6,2 millones. Nos hemos acomodado a lo que tenemos. El decreto 135 se lo ha acatado, pero hemos solicitado dineros adicionales porque nuestras tareas requieren personal especializado y el Ministerio de Finanzas nos ha ayudado. Hemos formado profesionales en temas como derecho de competencia y en eso hemos recibido apoyo de organismos internacionales como la Unctad. Incluso muchas multas se han desvanecido por desconocimiento de jueces en la materia.

Hablemos sobre qué pasa en materia de fusiones y adquisiciones de empresas. ¿Qué ha ocurrido desde 2012?
Desde el 2102 hasta agosto pasado se han tramitado 142 operaciones de concentración. De esas 50 son informativas, 8 son estudios, 7 son consulta previa, 6 son análisis de no notificadas y 71 notificaciones obligatorias. De estas últimas, 49 notificaciones fueron aprobadas, 10 fueron condicionadas, dos fueron denegadas, una fue desistida y nueve están abiertas en investigación.

¿En qué sectores ha habido mayor movimiento en estos cinco años de la SCPM?

De las 142 operaciones de concentración, el 37% ha estado en el sector financiero, 8% en transporte, 17% en industrial, 7% en sector seguros, otro 7% en farmacéutico y 9% en el sector alimenticio. Una de las fusiones más grandes que manejamos fue la de Ab Inbev con SabMiller, y eso repercutió en el mercado cervecero nacional (...) El proceso, al ser internacional, nos obligó a reunirnos con otras agencias de competencias para analizar el caso.

Esta fusión del sector cervecero es la más importante. Luego de eso, ¿ qué otra operación resulta significante?
En el sector hidrocarburífero, en su momento, se dio la absorción de Terpel. Esa absorción también requirió un estudio geográfico para que la competencia sea sana. Allí se vio otro manejo en tema de concentraciones.

¿Por dónde se advierten nuevas fusiones en el futuro?
Es difícil conocer qué tipo de concentraciones se pueden dar a escala mundial. Ecuador es un mercado pequeño, pero se ve movimiento en el sector farmacéutico y financiero. Esos dos sectores van a tener un funcionamiento más consistente en el futuro.

Una de las observaciones del sector empresarial es que en ocasiones las regulaciones de la SCPM surgían desde la teoría y no desde la realidad de los negocios.
Nosotros vimos más de 10 000 tiendas y dimos la oportunidad para que emprendedores puedan colocar sus productos. Más allá de que nos digan tecnócratas, estuvimos en territorio, hicimos encuestas, talleres, conversatorios. Tenemos intendencias y direcciones zonales para articular con pequeños tenderos. Por eso vimos la necesidad de ayudar a que los pequeños emprendedores participen. No es atinado decir que hemos trabajado sentados.

En estos cinco años, ¿cómo se han adaptado los grupos económicos a las regulaciones de la SCPM?
Ecuador es uno de los últimos países en tener una agencia de competencia. Fuimos el 131 de 133 países con estas agencias. EE.UU. la tiene desde 1890. Imagínese cómo se encontraron los grandes grupos cuando nunca tuvieron un ente regulador de competencia. Hemos tenido presiones de multinacionales y grupos nacionales para evitar el tema del control de competencia. Hemos tratado de cambiar la polaridad de fuerzas pero cuesta mucho.

HOJA DE VIDA

Formación. Ingeniero comercial con especialidad en Finanzas, por la Escuela Politécnica del Ejército, cursó una maestría en Artes con especialidad en ­Economía, en el Brooklyn College of The City University of New York (CUNY).

En el sector público. Se ha desempeñado en varios cargos públicos como Intendente General de la Superintendencia de Control del Poder de Mercado (SCPM), Intendente de Abogacía de la Competencia en la SCPM, Asesor financiero del Gerente General en el Banco Nacional de Fomento, consultor económico y financiero.

Cargo. Desde el 6 de septiembre del 2017 ejerce el cargo de Superintendente de Control del Poder de Mercado, encargado.