placeholder
Ingeniero comercial de la Universidad de Santiago, magíster en Marketing, con estudios a su vez en las áreas de Innovación, Finanzas y Economía. Foto: cortesía Patricio Silva

Ingeniero comercial de la Universidad de Santiago, magíster en Marketing, con estudios a su vez en las áreas de Innovación, Finanzas y Economía. Foto: cortesía Patricio Silva

El cliente conectado es el nuevo desafío de la banca

20 de febrero de 2017 10:33

Digital Bank Latam y la Asociación de Bancos Privados del Ecuador organizan el certamen Digital Bank Quito 2017. Así la capital ecuatoriana se une a un circuito en el que también participan ciudades como Montevideo, Bogotá, Santiago, La Paz, entre otras, en las cuales se realizará este concurso que promueve el ‘fintech’, es decir el uso de las tecnologías de la información en los servicios financieros.

De esta forma, representantes de la banca y el sector financiero, empresas de tecnología, así como expositores de toda la región y desarrolladores ‘fintech’, se darán cita el jueves 9 de marzo en Quito para profundizar sobre las tendencias, desafíos y oportunidades que ofrece la banca digital.

En la jornada se presentarán cerca de 20 start ups ‘fintech’, tanto ecuatorianas como del resto de Latinoamérica, que mostrarán sus soluciones en las áreas de pagos móviles, billetera electrónica, medios de pago, educación e inclusión financiera, entre otras.
LÍDERES entrevistó, vía correo electrónico, a Patricio Silva, CEO de Digital Bank Latam para hablar sobre el avance de las ‘fintech’, así como de las oportunidades y de los posibles riesgos.

¿Cómo viene evolucionando la oferta y la demanda ‘fintech’ en América Latina?

Durante los últimos años la digitalización se los servicios financieros está ocupando un lugar de importancia en la industria de la región. Soluciones que van desde medios de pago, billeteras electrónicas, administración de finanzas personales, inversiones o seguridad, se han vuelto cada vez más presentes y necesarias para la banca y sus relacionados.

¿Qué oportunidades se presentan en el mercado latinoamericano para el desarrollo de tecnologías financieras?


La industria financiera latinoamericana ha entrado en un proceso de transformación digital muy importante, y aunque hay países que llevan la delantera, como Chile y Colombia, las oportunidades vienen desde todos los rincones. En bancos de todos los países se están formando laboratorios de innovación o gerencias de innovación que están conociendo e incorporando el trabajo de los desarrolladores de ‘fintech’. Asimismo, el ecosistema de innovación financiera en Latinoamérica, que reúne a todos los actores de la región, está siendo cada vez más activo y rico en cuanto a experiencias y casos de éxito.

¿Qué tan complicado puede resultar la masificación de las ‘fintech’?

Como todo proceso de transformación, al principio es más bien lento, tanto por el lado de las propias organizaciones, de la adopción de la tecnología, como por parte de los propios usuarios. Pero también es necesario que pensemos cuantos de los desarrollos que hoy usamos casi a diario, hace 10 años no existían: allí se encuentran Uber, Airbnb, Spotify, Instagram, Snapchat, WhatsApp, entre otras innovaciones. Por lo tanto, la transformación digital es un tema cultural más que de tecnología.

¿Qué condiciones se deben cumplir para que este modelo se consolide?

Hay una serie de desafíos que se debe cumplir tanto de parte de las organizaciones como la banca, los usuarios o los propios desarrolladores. La oferta de productos y servicios que cada día nos facilitan un poco más la vida crea cada vez mayor demanda. Sin embargo, conforme se van consolidando ciertos productos y servicios en el mercado, es necesario revisar algunos aspectos regulatorios, dependiendo de cada caso.

¿A escala global qué mercados son los más avanzados en este tema?

Los mercados de mayor avance en este momento son Estados Unidos, Reino Unido, y España, en menos medida dentro de Europa, e Israel. En Latinoamérica, Chile y Colombia llevan la delantera, aunque el mercado uruguayo de software para el sector bancario es también muy desarrollado.

¿Cómo reaccionan las entidades financieras ante esta tendencia?

En un principio fue de mirar con recelo y desde lejos. Pasaron después, en algunos casos, a mirar como una amenaza. No obstante, con el tiempo, la industria financiera se ha dado cuenta que la integración con las ‘fintech’, dada su variada oferta de productos y servicios, es el mejor camino en sus procesos de digitalización. Las ‘fintech’ son empresas pequeñas, que por o general están a la vanguardia tecnológica, y cuyas estructuras son sumamente livianas, por lo que la banca valora mucho estas características.

¿Y qué pasa con los usuarios, con los clientes de los bancos?

Los usuarios de la banca han cambiado mucho en la última década. Cada vez quiero ir menos al banco y pido productos y servicios a mi medida, y no estandarizados. Dicho lo anterior, la industria financiera está haciendo un gran esfuerzo por responder a las necesidades y requerimientos de los usuarios, cada vez más conectados, informados y exigentes.

¿Qué riesgos presenta la combinación de tecnologías de la información y finanzas?

En todo proceso de intercambio financiero existen riesgos, siempre ha sido así. El riesgo ahora no viene dado por la naturaleza de alguna operación en particular, sino más bien por el manejo de datos y de gestión de seguridad. Pero no toda la responsabilidad es de uno u de otro; así como la banca y la industria en general deben optimizar sus procesos en pos de los más altos estándares de seguridad, los usuarios también deben ser sumamente cuidadosos con el manejo de sus datos. En eso las ‘fintech’ han tenido importantes avances desarrollando soluciones tanto desde la industria como desde el usuario final.

¿Qué oportunidades presentan las ‘fintech’ para los emprendedores?

Creemos que estamos en un momento del proceso de transformación digital de muchas oportunidades. Acá no estamos hablando solo de bancos. Compañías de seguros, retail, cajas de compensación, corredoras, entre otras, están adoptando nuevas tecnologías y haciendo un real esfuerzo por tener una oferta variada de productos, para responder a las más variadas necesidades de sus clientes o usuarios.

¿Es un ámbito exclusivo del sector privado o también puede participar el Estado?

El sector privado ha tenido una doble función: por un lado, desde lo público se ha ido fomentando el emprendimiento y la digitalización a través de diferentes herramientas de fomento. Pero por el lado de la oferta de estos servicios, aunque un poco más lento que el sector privado, el sector público ha ido poco a poco haciendo esfuerzos por disponer de herramientas en línea con las necesidades de las personas.