placeholder
La petrolera Shell anunció que ha cancelado sus planes para explotar un yacimiento petrolífero en la provincia canadiense de Alberta ante la caída de los precios del crudo. Foto: Archivo / AFP

Los precios del crudo perdieron casi el 60% de su valor entre junio de 2014 y febrero de 2015 a causa de una sobreabundancia de oferta. Foto: Archivo / AFP

Países no miembros de la OPEP deben cooperar para mejorar precios de crudo

23 de marzo de 2015 09:31

Los países productores no miembros de la OPEP deben cooperar para hacer subir los precios del petróleo, ya que los integrantes del cartel se niegan a asumir por sí solos ese cometido, declaró el ministro saudí del Petróleo.

"Nos negamos a asumir nosotros solos esa responsabilidad, porque (la OPEP) solo aporta el 30% de la oferta en el mercado, y el 70% restante viene de fuera de la OPEP", declaró el ministro Ali.

Los precios del crudo perdieron casi el 60% de su valor entre junio de 2014 y febrero de 2015, a causa de una sobreabundancia de oferta y una demanda débil. La tendencia a la baja se acentuó el pasado noviembre, cuando la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), formada por 12 miembros, mantuvo su tope de producción en 30 millones de barriles diarios.

A la pregunta de si la OPEP está dispuesta a negociar con los otros productores para reducir la oferta y relanzar así los precios, Al Nuaimi recordó que cuando la crisis de 1998, el cartel cooperó eficazmente con los demás productores. "Actualmente, la situación es difícil. Hemos intentado, nos hemos reunido con ellos, pero no lo hemos conseguido, porque han insistido en que la OPEP asuma por sí sola toda la responsabilidad", comentó el ministro saudí, refiriéndose a las reuniones celebradas con productores no miembros antes de la reunión del pasado noviembre en Viena.

"Si queremos que mejoren los precios, todo el mundo tiene que contribuir, porque esto le interesa a todos", insistió Al Nuaimi. El ministro dijo que actualmente Arabia Saudí produce 10 millones de barriles diarios, frente a los 9,85 mbd de febrero. El funcionario defendió además la política petrolera de las monarquías del Golfo, que según él actúan para estabilizar el mercado. "Nosotros no estamos en contra de nadie. Estamos a favor de la estabilidad del mercado, y apoyamos el equilibrio entre la oferta y la demanda", explicó.

Arabia Saudí y sus socios árabes del Golfo han sido acusados a menudo de no querer bajar su producción para perjudicar a otros productores de petróleo y tratar de echarlos del mercado propiciando un período prolongado de precios bajos.