placeholder
Una casa hecha de espejos resalta  en el desierto de California. Se mezcla en el paisaje, reflejando la red urbana y el árido valle de Palm Springs. Foto: AFP

Una casa hecha de espejos resalta en el desierto de California. Se mezcla en el paisaje, reflejando la red urbana y el árido valle de Palm Springs. Foto: AFP

El desierto de California se convierte en una galería de arte

27 de marzo de 2017 17:38

Una casa hecha toda de espejos prácticamente desaparece con el reflejo en su fachada del desierto de California, un deleite para cualquiera con una cámara.

Se trata de ‘Mirage’ de Doug Aitken, que forma parte de la espectacular exposición ‘Desert X’, que exhibe obras de 16 artistas internacionales a lo largo del valle de Coachella.

Una réplica de un búnker con una escultura del presidente John F. Kennedy, un refugio en la tierra y un pequeño robot misántropo.

Todo está exhibido en plena naturaleza. La exposición se extiende hasta abril aunque ‘Mirage’ (Espejismo) estará allí por seis meses. La exposición ya atrajo a miles de visitantes, entre “hipsters”, amantes del arte y residentes de la zona, que tienen difícil asistir a museos.

“Tenemos más de 5 000 personas cada fin de semana”, más de lo esperado, explica Neville Wakefield, curador de ‘Desert X’.

Con el éxito, Los Ángeles y Palm Springs se están convirtiendo en un nuevo imán creativo, en el extremo opuesto de Nueva York, reino de las grandes galerías, museos y maravillosos desfiles.

“Hay un fuerte éxodo hacia el oeste, lejos de Manhattan”, señaló Wakefield. El cambio económico, por una parte, con muchos artistas huyendo de los alquileres exorbitantes de Nueva York, y un cambio filosófico en línea con la conquista del Oeste.

“Mirage” es una instalación de una casa ordinaria, que simboliza el culto a la propiedad inmobiliaria dentro del sueño americano.