placeholder
Seguros Equinoccial implementó el Proyecto Happiness en el 2014 para recompensar la labor que ejecutan sus colaboradores. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Seguros Equinoccial implementó el Proyecto Happiness en el 2014 para recompensar la labor que ejecutan sus colaboradores. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Ser feliz es el nuevo reto dentro de las empresas

11 de octubre de 2017 17:22

Salir más temprano los viernes, tener el día libre en el cumpleaños, contar con seguros médicos privados, tener descuentos en tiendas o flexibilidad de horarios son algunas de las estrategias que han implementado empresas grandes como Seguros Equinoccial y Pymes como Kiwa Life, para contribuir a la felicidad y bienestar de sus empleados.

Desde 2014, Seguros Equinoccial implementó el Proyecto Happiness en la empresa, para recompensar la labor que ejecutan sus 363 colaboradores y se sientan felices en sus puestos de trabajo.

El proceso fue paulatino y hasta la fecha se mantiene. En este tiempo se han logrado cambios significativos en infraestructura, con la adecuación de áreas de innovación, relajación y una sala de lactancia. Los colores pasaron de ser neutros a llamativos. Ahora existen frases positivas y motivantes en las instalaciones.

Asimismo, la productividad de los empleados ha mejorado, al fomentar espacios de interacción y esparcimiento, dar flexibilidad de horarios y vestimenta, implementar modalidades de trabajo en casa y otros beneficios. Con esto no se ha dejado de lado la responsabilidad ni el profesionalismo, recalca Héctor Castillo, gerente de Recursos Humanos de la empresa de seguros.

Por su parte, Kiwa Life una pyme del sector de alimentos con casi 10 años de existencia, siempre tuvo en cuenta el valor del capital humano. Hoy en día, tiene 37 empleados, que además de recibir los beneficios de ley, tienen un día libre por el cumpleaños, seguro médico privado, agasajos y capacitaciones continuas.

Tamara Ruiz, del departamento de Recursos Humanos de Kiwa, considera que una comunicación abierta con los empleados también contribuye a su felicidad, al escuchar sus opiniones y aplicarlas en beneficio de todos.

La felicidad laboral se determina según la cultura organizacional de cada empresa. Entre más sólida y comprometida esté con los trabajadores, mejor será el nivel de satisfacción de cada uno. María Elena González, especialista en recursos humanos, considera que un trabajador satisfecho y feliz contribuye mejor con la productividad.

Sin embargo, la ciencia de la felicidad en la cual se sustentan los programas de The Edge Group, firma que trabaja en temas de liderazgo, felicidad y bienestar laboral en América Latina, afirma que solo el 10% de la felicidad de los trabajadores depende de condiciones externas como la empresa o el empleador; mientras que, el 90% depende de factores internos, es decir, de uno mismo.

Al respecto, José Luis Naranjo, socio de la consultora Newlead, señala que es importante generar hábitos en los empleados, para que cumplan con sus labores, pero a la vez tengan tiempo de distracción y esparcimiento.

Por ejemplo, a media mañana, el empleado puede hacer una pausa activa para relajarse, caminar un rato, comer un bocadillo o, simplemente tener un tiempo para sí mismo. Las limitaciones y restricciones generan que los trabajadores se sientan desmotivados y frustrados con su labor.

González añade que los empleados jóvenes ahora priorizan el salario emocional, es decir, recibir una retribución que aporte al desarrollo profesional y personal, con participación activa en la toma de decisiones, flexibilidad de horarios, capacitaciones y beneficios laborales extras. Esto permite que los empleados se sienten felices en sus puestos de trabajo y respondan mejor a sus responsabilidades.

Los consultados dicen que, contrario a lo que se cree, implementar estrategias que procuren la felicidad de los trabajadores no es costoso. Las empresas no deben invertir en lo material, sino en generar experiencias, puntualiza Naranjo. Es cuestión de creatividad y de mostrar verdadero interés por las personas, como obsequiar pequeños presentes a los empleados por su cumpleaños, el nacimiento de un hijo, la recuperación de un familiar enfermo, etc.

Este año, Ecuador subió siete puestos en el Reporte Mundial de Felicidad, elaborado por la ONU, y se ubicó en el número 44, un lugar favorable considerando que se evaluaron a 145 países. Uno de los aspectos que analiza este reporte es el ámbito laboral.

El estudio evidencia que los empleados que están bien remunerados son más felices y están más satisfechos con sus vidas y sus trabajos. Sin embargo, aunque algunas personas no perciban sueldos altos, valoran el equilibrio trabajo-vida como un fuerte indicador de la felicidad laboral.