placeholder
Francisco Villegas y Alessandro Boaiuto, directivos de Perfumes Factory, en la tienda ubicada en el CCI. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Francisco Villegas y Alessandro Boaiuto, directivos de Perfumes Factory, en la tienda ubicada en el CCI. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Fragancias que se envasan al gusto del cliente

28 de noviembre de 2017 14:49

De dos a 36 tiendas en el país, en tres años. Así ha sido el crecimiento de Perfumes Factory en el territorio ecuatoriano.

Este negocio, de origen venezolano, arrancó en el 2002 y se expandió hasta tener presencia en otros siete países de la región (Colombia, Perú, Panamá, Aruba, República Dominicana, Curazao y Ecuador). Comercializa perfumes que se preparan y envasan, según el gusto del cliente, en el momento en que estos se solicitan en cada local comercial o isla.

Alessandro Bonaiuto, gerente de la oficina de representación en Ecuador de la empresa, explicó que las primeras tiendas las abrieron en Quito y ahora están en 10 ciudades del país: Guayaquil, Ibarra, Ambato, Cuenca, Manta, etc.

La empresa llegó a Ecuador porque considera que es un mercado en el que a la gente le gusta verse y vestirse bien. “Tienen gran afinidad con los temas de cuidado personal (...) en estos años hemos confirmado que así ha sido”, explicó Francisco Villegas, gerente general de la compañía.

En Ecuador, el negocio funciona bajo la figura de franquicia. Hoy, 12 emprendedores ecuatorianos manejan sus propios negocios, cada uno con tres tiendas.

Cada franquicia cuesta entre USD 25 00 0 y 45 000, dependiendo si lo que se abre es un local o una isla. El valor incluye la adecuación del sitio, el know how, inventario, equipos, derecho de uso de marca, imagen, etc.

Para adquirir una franquicia, la página web de la empresa, www.perfumesfactory.com, presenta una ventana en la que se puede obtener toda la información y el proceso para cerrar el negocio.

Quienes acuden a las tiendas de Perfume Factory viven una experiencia. El vendedor les guía en el tipo de fragancia que les podría gustar, luego la prepara, la envasa y se la entrega al cliente en envases de entre 15 y 100 mililitros (ml).

Las fragancias son francesas; otros insumos son de fabricación nacional. “Las botellas son uniformes para todas nuestras presentaciones. Tenemos 150 fragancias disponibles, una gran cantidad de aromas en una misma presentación. Nos permite trabajar en economía de escala y traducirlo a un costo-beneficioso y con calidad”, manifestó Francisco Villegas.

Los perfumes son creaciones de la marca y tienen como base las familias olfativas. A las mujeres ecuatorianas les gustan los aromas dulces, florales y frutales, mientras que a los hombres, los cítricos y maderosos.

Alejandra Gallardo es una de las clientes frecuentes de este negocio y asegura que le encanta. “Dura todo el día, tiene una calidad excelente. Lo que más me gusta es que en los locales te dan asesoría. A mí me acertaron en dos fragancias, que ahora uso. Comencé a comprar el producto hace un año”, manifiesta.

En la compañía saben que los perfumes expresan la personalidad, representan al cliente y los diferencian de otros. La marca, además, ofrece otro tipo de productos entre los que está una crema hidratante, que se puede perfumar con la fragancia que se usa y, así, personalizarla. “Además, contamos con una línea de spa, variada oferta”, señala Bonaiuto.

Perfumes Factory busca seguir creciendo en el país y su proyección es, en los próximos dos años, tener unas 50 tiendas. Quieren extenderse a más ciudades.