placeholder
En la empresa Ralomtex el control de calidad del trabajo que realizan las colaboradoras es importante para garantizar cada una de las prendas que se producen. Fotos: Glenda Giacometti / LÍDERES

En la empresa Ralomtex el control de calidad del trabajo que realizan las colaboradoras es importante para garantizar cada una de las prendas que se producen. Fotos: Glenda Giacometti / LÍDERES

La lencería, producto estrella de Ralomtex

6 de febrero de 2018 06:53

Daniela’s, Traviesos y FLA son las marcas estrellas en lencería que produce la empresa textil Ralomtex. La firma ambateña tiene presencia a escala nacional con más de 300 distribuidores de sus líneas casuales, tanga, hilos, cacheteros, infantil y pijamas. Y la línea de caballeros con prendas boxer.

La calidad, el uso de las mejores materias primas del mercado y las nuevas colecciones son la clave para el crecimiento de este negocio. Las damas, los caballeros y los niños son usuarios de estas prendas y las colecciones que presenta la empresa cada año para mantenerse en el mercado.

En el 2017 la firma facturó USD 4,8 millones y empleó a más de 110 personas. Sus productos se comercializan en cadenas comerciales como RioStore, Megamaxi y R&M, EtaFashion… Además, en locales de ropa ubicados en Quito, Guayaquil, Cuenca, Ambato, Cotopaxi y Latacunga.

Ralomtex produce cada mes unas 25 000 docenas de prendas. Su gerente Ramiro López dice que el éxito del negocio es estar siempre a la vanguardia de la moda, creando nuevos diseños, innovando en colecciones y mostrar en catálogo toda la lencería que produce. Además, el atractivo uso de los colores es parte de la tendencia de la moda.

Ralomtex comenzó a fijar sus cimientos en 1987. López recuerda que migró de Bolívar a Ambato. Se hospedó donde unos familiares dedicados a la confección de ropa interior. Ahí aprendió a coser y cortar. Luego de 10 años, decidió distribuir el producto en todo el país. Eso le ayudó abrir el mercado a escala nacional.

Los pedidos aumentaron y los talleres no abastecían con la mercadería. Pensó que era hora de producir sus propios productos. Con una inversión de 800 000 sucres (USD 300) inició con la empresa. Adquirió cuatro máquinas de coser y contrató igual número de colaboradores. También adquirió la materia prima.

López trabajó en el mejoramiento de la costura y de la calidad de las prendas con el uso de nuevas telas, elásticos e hilos. Con los cambios implantados logró más demanda de sus productos en Guayaquil y Quito.

Producía 150 docenas a la semana y los entregaba personalmente en los almacenes. En 1992 se casó con su esposa Lourdes y fue el puntal para el crecimiento del negocio. Compraron más maquinaria y subieron la producción a 400 docenas semanales.

La guerra con el Perú en 1995 hizo que quebrara, debido a que la mayoría de los clientes venían de la frontera. Ellos dejaron de comprar. Sin dinero y con deudas acordaron vender 25 de las 30 máquinas y parte de los enseres de la casa con la idea de reinvertir.

Con las cinco máquinas arrancaron nuevamente el emprendimiento. Mejoraron la calidad del producto y sacaron las marcas Traviesos y Daniela’s; además innovaron la presentación en cartones de la ropa que fue el gancho para subir las ventas.

En 1998 la empresa compró un terreno donde se levantó una propia planta de producción ubicado en las calles Montalvo y Cuenca. La inversión fue de USD 300 000 y la producción subió a 4 000 docenas. Hasta el año 2000 alcanzó las 10 000 docenas mensuales. El manejo adecuado de las finanzas impidió que en el feriado bancario y la dolarización quebraran.

La inversión sigue. Hace cuatro años se compró otro terreno y para una nueva planta por un valor de USD 300 000. Está en el norte de Ambato. López también compró la licencia Disney para producir ropa para niño con los dibujos de la marca.

Los almacenes Cumandá y Súper almacén Cumandá, de Guayaquil, comercializan los productos de Ralomtex hace 20 años. David Ordóñez, el gerente, cuenta que la calidad del producto y los modelos de la lencería hace que sus productos tengan demanda en el mercado guayaquileño.

Asegura que es una empresa de las más innovadoras en el mercado de la ropa interior para los niños, jóvenes y adultos. Las ventas crecieron en al menos USD 200 000 anuales. “Cada año la comercialización está en crecimiento”.

Las colecciones tienen una gran demanda, especialmente de las mujeres, le siguen los jóvenes y las personas adultas. Las marcas Daniela’s, Traviesos y FLA están bien posicionadas gracias a las promociones en sus locales. “Ellos están mejorando cada una de las marcas y no escatiman la inversión”, comenta Ordóñez.

110 colaboradores tiene la empresa Ralomtex. Inició con 4 personas. El año pasado incrementó a 40 personas más en sus filas.

300 distribuidores trabajan con la firma ambateña en la comercialización de sus líneas de lencería.

2 tiendas abrió Ralomtex. Una está en las calles Montalvo y Cuenca, en Ambato, y la segunda, en Quito, en el Mall El Recreo.

25 000 docenas de prendas produce la firma ambateña mensualmente.