placeholder
Dennis Ortiz (izquierda) trabaja hace cinco años en  McDonald’s. Actualmente cumple funciones como auxiliar de restaurante en la cadena de comida. Foto: Mario Faustos / LÍDERES

Dennis Ortiz (izquierda) trabaja hace cinco años en McDonald’s. Actualmente cumple funciones como auxiliar de restaurante en la cadena de comida. Foto: Mario Faustos / LÍDERES

Más de 50 jóvenes son parte de la inclusión laboral

26 de junio de 2017 14:46

Dennis Ortiz trabaja como auxiliar de restaurante en un local de Mc-Do­nald’s, en Samborondón. Fue nombrado el empleado del mes, por su responsabilidad y buena disposición.

“Al inicio estaba en el ‘lobby’, hacía la limpieza y también armaba la cajita feliz. Ahora hago labores en la cocina, corto el queso, ayudo a hacer las papas fritas. Me gusta mucho este cambio”, expresa emocionado el joven de 26 años.

Ortiz forma parte del programa Empleo con Apoyo (ECA), que lleva a cabo la empresa McDonald’s para la inserción laboral de jóvenes con capacidades especiales.

Mediante este programa, se han integrado más de 50 jóvenes con discapacidades auditivas, visuales, intelectuales y físicas, a quienes se les da la oportunidad de cumplir funciones en el área operativa, en la recepción o en la cocina.

El personal del programa ECA trabaja en diferentes locales de la cadena, ubicados en Guayaquil, Samborondón, Quito, Cuenca y Machala.

Rolando Castro también trabaja como auxiliar de restaurante en Quito. Tiene 32 años, 13 de ellos los ha dedicado a la empresa. La considera su segunda casa, por el ambiente familiar que mantiene con sus compañeros y jefes.

Castro, quien ha participado en los Juegos Paralímpicos desde el 2013, siendo medallista, es el colaborador más antiguo del programa ECA. “Gracias a mi trabajo he aprendido a ser más responsable, constante y cortés con los clientes”, menciona este hombre.

Según el gerente de Recursos Humanos de McDonald’s, Fredy Cambal, la cadena de comida es una de las principales empleadoras de jóvenes con capacidades especiales que ingresan por primera vez al mercado laboral.

Según sus datos, en Ecuador aproximadamente 600 jóvenes al año tienen su primera experiencia de trabajo en McDonald’s. “Nosotros no excluimos a nadie, creemos que la integración de diferentes perfiles de trabajadores es lo que permite que la empresa sea verdaderamente incluyente”, asegura Cambal.

Para lograr esta inclusión, la compañía realiza varias actividades, entre ellas está el McCampeonato y All Star. El primero consiste en un torneo de fútbol que se realiza cada año. La segunda es una competencia multidisciplinaria entre todos los locales de McDonald’s, en la cual se elige al colaborador estrella. Se realiza cada año y a escala nacional.

La compañía también ha trabajado con diferentes ins­tituciones públicas y privadas, que manejan base de datos

de personas con discapacidad como el Centro de Protección para Personas con Discapa­cidad (Ceprodis) y la fundación Fasinarm.

Como parte de su responsabilidad social, este año colaboraron con la Fundación El Triángulo y el Centro Terapéutico Aprendiendo a Vivir de la Fundación Reina de Quito. Con estas organizaciones realizaron varias actividades orientadas a niños como: talleres de lectura y la donación de una minibiblioteca.