placeholder
Víctor Andrade cosecha pimienta negra en la empresa TrueFlavor, ubicada en Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: Juan Carlos Pérez / LÍDERES.

Víctor Andrade cosecha pimienta negra en la empresa TrueFlavor, ubicada en Santo Domingo de los Tsáchilas. Foto: Juan Carlos Pérez / LÍDERES.

La pimienta negra llega al mercado alemán

24 de May de 2015 15:49

En el 2008, Sebastián Flores retomó el negocio familiar: la empresa TrueFlavor. Esta firma se dedica a la producción y a la comercialización de pimienta negra. El 2001, su familia invirtió USD 250 000 en la compra de 10 hectáreas en Santo Domingo de los Tsáchilas, rubro que también incluyó la adquisición de las plantas de pimienta, tratamiento de tierra, maquinaria, entre otros aspectos.

En esa época, la compañía -debido a la sobreoferta de la pimienta negra en grano en el mercado nacional- perdió entre USD 20 000 y 30 000 anuales, dice Sebastián Flores, gerente de TrueFlavor.

Cuando retomó las riendas del negocio, el ejecutivo recuerda que presentó y comercializó la especia a empresas locales, especialmente en Santo Domingo de los Tsáchilas, su principal mercado. Desde entonces, la firma produce en promedio 180 toneladas al año.

En el 2014, exportó el producto hacia Alemania, y en lo que va del 2015, realiza acercamientos y negociaciones con firmas en Perú. Hasta la fecha, la pimienta negra de TrueFlavor envía al país europeo (de julio a enero), un promedio de 15 toneladas por mes.

El precio por kg es de USD 8,50 y por tonelada es USD 8 500, menciona el empresario. Con este aval de aceptación de la especia ecuatoriana, la firma tuvo como objetivo implementar estrategias de posicionamiento tanto en el interior como al exterior del Ecuador.

Para el mercado local, ofreció la pimienta negra en grano a centros de acopios y distribuidoras, mientras que para consolidarse en Alemania, trabajó en el proceso de producción con estándares de calidad, desde el cultivo hasta la limpieza y secado.

En los mercados externos, como el alemán, la pimienta negra debe cumplir con una densidad inferior de 500 gramos.

Guillermo Montúfar adquiere desde hace ocho años la materia prima para procesar condimentos en el Ecuador. Manifiesta que asesoró a TrueFlavor en parámetros técnicos, para mejorar la eficacia del producto. A su vez, resalta que también fue un vínculo para que este negocio familiar concretara negociaciones con una firma alemana. Con este incentivo, TrueFlavor mejora constantemente el proceso de la pimienta negra, que consiste en desgranar la semilla, secarla a gas -para obtener el color negro- y la limpieza. El proceso productivo dura dos días por cada lote, en especial entre julio a enero, meses idóneos para el cultivo de este producto.

En cuanto a la mano de obra, entre 25 y 40 personas se dedican a esta labor diariamente.
Para el 2015, la firma quiere posicionarse como una plantación orgánica, por lo que invirtió USD 20 000 en tecnología, incluido un sistema de riego que hidrata al cultivo de manera periódica.

De enero a abril de este año, TrueFlavor facturó USD 120 000.

Flores menciona que este año otra de las metas es exportar hacia nuevos mercados, por esta razón las constantes mejoras en la empresa en maquinaria y mano de obra ayudarán al cultivo de la pimienta negra en grano.

La Exportación

La planta. Un estudio publicado por la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación) señala que la pimienta negra es una especia de la familia de las piperáceas, y es originaria de la India.

Productores. Los principales países son India, Malasia, Indonesia, Singapur y Brasil.
El proceso. La pimienta negra se seca al sol o en secadores de aire caliente estático, llegando a una humedad final del 12%.