placeholder
El presidente honorífico de la compañía nipona Toshiba, Masashi Muromachi, durante una rueda de prensa celebrada en Tokio, Japón este 18 de agosto de 2015. Toshiba, afectada por un escándalo de contabilidad multimillonario, contará con siete directivos ex

El presidente honorífico de la compañía nipona Toshiba, Masashi Muromachi, durante una rueda de prensa celebrada en Tokio, Japón este 18 de agosto de 2015. Toshiba, afectada por un escándalo de contabilidad multimillonario, contará con siete directivos externos en su nueva junta. Foto: EFE

Toshiba designa a siete administradores externos y anuncia pérdida neta 

18 de agosto de 2015 19:31

La multinacional japonesa Toshiba, inmersa en un escándalo por falsificación de cuentas, decidió el martes mantener a Masashi Muromachi al frente del grupo y designar a siete administradores externos para restaurar la confianza de los inversores.

Asimismo, ha ofrecido estimaciones sobre sus cuentas del ejercicio 2014-2015 que todavía no ha publicado.

Se prevén números rojos por primera vez en cinco años y un beneficio de explotación de aproximadamente USD 1 300 millones. Por su parte, se calcula que el volumen de negocios rondará los USD 50 000 millones.

Toshiba  tuvo que revisar sus previsiones debido al anuncio de irregularidades en el cálculo de los resultados de ejercicios anteriores, un escándalo que llevó a la dimisión en julio del presidente Hisao Tanaka y de ocho miembros del consejo de administración. Desde entonces, Muromachi asegura las riendas.

Antiguo presidente del consejero de administración, abandonará este puesto para conservar la dirección ejecutiva del grupo. Masashi Muromachi ha desempeñado varios cargos ejecutivos desde principios de los años 2000.

El número de administradores externos, considerados como los garantes de la buena gobernanza, pasa de cuatro a siete y la presidencia del consejo de administración la ostentará uno de ellos.

Toshiba tiene que presentar antes de mediados de septiembre sus cuentas, antes de una asamblea general extraordinaria de accionistas que tendrá que confirmar el nombramiento del patrón y de los administradores.