Cristina Burgos. Esta economista ha estado en cargos en multinacionales, organismos, sector público, etc. Forma parte de Women for Women. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Cristina Burgos. Esta economista ha estado en cargos en multinacionales, organismos, sector público, etc. Forma parte de Women for Women. Foto: Vicente Costales / LÍDERES

Redacción Quito (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 5
No 0

Cristina Burgos:‘Las mujeres debemos ser generosas y lograr que otras brillen’

20 de agosto de 2019 10:38

No ha desaprovechado ningún momento para impulsar su vida profesional. Cristina Burgos ha puesto toda su dedicación en las finanzas, el desarrollo de proyectos y la gobernanza.

Se graduó de Economía y Finanzas en la Universidad San Francisco de Quito y luego hizo un diplomado en Diseño, Gestión y Evaluación de Proyectos en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales. Más adelante cursó una maestría en Gestión Empresarial en esa misma universidad y un curso de Gobernanza y Liderazgo en la IDE Business School.

Como profesional ha laborado en el sector privado en empresas nacionales y multinacionales, en el área de finanzas y planificación. Asimismo, ha desempeñado cargos en el sector público y organismos internacionales como la Corporación Financiera Nacional, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Quito Turismo.

Actualmente, trabaja en la Corporación Líderes para Gobernar, una ONG que promueve proyectos a favor de la participación ciudadana, la democracia, etc.

Mujer y profesión

“El mundo profesional siempre es mucho más retador para las mujeres. Yo estuve mucho tiempo vinculada con el tema financiero, por mi formación.

Ese es un mundo de hombres y de mayores. Cuando yo iba a conferencias internacionales en Nueva York, Lima, Miami, etc., me encontraba con un grupo de señores mayores y, al ser mujer y joven, ocurría un impacto. Ellos decían ¿Cómo así ella se encuentra aquí?

Como mujeres nos toca ser muy buenas en todo; nos toca demostrar cualquier resultado cuando se es profesional. La clave es mostrar respuestas prácticas, no complicarse mucho, lograr procesos ágiles, no meterse en un montón de cosas sino enfocarse.

Yo inicié mi profesión a los 21 años. Tuve un proceso académico acelerado, lo mismo con relación a mi carrera.

Como mujer, principalmente joven, a uno le toca ser más seria y más sólida en los argumentos para lograr respeto y autoridad”.

Apoyo

“En el camino me he topado con gratísimas experiencias, mujeres que han sido mis mentoras.

Han sido las jefas que me han promovido, han creído en mi, han valorado mi perfil y han tenido la generosidad de dar paso a otra generación. He sido afortunada en contar con los consejos y las guías de estas personas.

Considero que ellas han sido una especie de patrocinadoras.

También participo en una organización que se llama Women for Women, que promueve que más mujeres lleguen a cargos directivos. Hay varias formas de cerrar la brecha de género y una de ellas es que más mujeres entren en estas posiciones en las empresas.

En ese camino al liderazgo hay que tener mentoras y patrocinadoras. Las primeras son las que le dan a uno una guía y las segundas las que abren caminos y que destacan el perfil profesional de una.

La sororidad, la solidaridad femenina la he vivido en carne propia. Eso se debe replicar” .

La ayuda a otras

“Hay que creer en las demás mujeres y en su capacidad. Es importante que cada una desarrolle liderazgo a su manera.

A veces tenemos ciertos cánones de liderazgo, pero al final cada uno tiene su forma de hacerlo. Hay que ser generosa en los espacios, dejar que otras brillen.

Eso se debe aplicar en el día a día en la oficina. En Women for Women fui mentora de una chica de 16 años que estaba acabando la secundaria. El proyecto es un semillero de mujeres líderes.

Ese ha sido un ejercicio interesante de intercambio generacional y de diferentes sectores sociales”.

Sociedad y familia

“Todavía las mujeres tenemos que decidir pronto qué queremos hacer con nuestras vidas y ordenar todo lo más rápido. Existe aún la dicotomía entre familia y vida profesional; el tema de cuidado está pensado para la mujer.

Tenemos el conflicto de decidir aceleradamente si uno es o no madre, si retrasa o no la maternidad, si nos quedamos en la casa cuidado a los niños o laboramos, etc.

En la sociedad ecuatoriana hay la presión de que a los 30 años ya se debe saber qué se va a hacer, tener un avance en la carrera, pensar en la maternidad porque estamos en contra del reloj biológico.

Yo, personalmente, decidí aplazar la maternidad hasta que yo impulse mi carrera. Esa decisión siempre ha sido juzgada; la gente siempre te dice ‘que fue los guaguas’. Un argumento reiterativo.

Hay en la sociedad la idea de que a una edad se debe ser mamá”.

Su visión

Ella considera que hay que impulsar a que más mujeres alcancen puestos de liderazgo, no solamente en el área corporativa. La sociedad sigue obligando a las mujeres a tomar decisiones rápidas.

Datos

Familia. Está casada. Le gusta viajar, reunirse con amigos, nadar, el teatro, la música, etc. Se considera una persona que trata de cultivar las relaciones sociales. Considera que lo que más le hace feliz es formar vínculos con otros seres humanos.

Empleo. Ha estado vinculada al tema de inversiones turísticas. En Corporación Líderes para Gobernar inició como coordinadora de proyectos y, actualmente, ocupa el cargo de directora ejecutiva.