Michelle Arévalo-carpenter La co fundadora y CEO de Impaqto habla del papel del emprendimiento social en el desarrollo de la mujer. Foto: Julio Estrella / EL COMERCIO

Michelle Arévalo-carpenter La co fundadora y CEO de Impaqto habla del papel del emprendimiento social en el desarrollo de la mujer. Foto: Julio Estrella / LÍDERES

Diana Serrano
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 8
No 0

Michelle Arévalo: ‘La mujer exitosa tiene un efecto multiplicador en la sociedad’

20 de febrero de 2019 10:38

Como una mujer arriesgada y que le gustan los retos. Así se define Michelle Arévalo-Carpenter. Su determinación y constancia la llevaron a consolidar uno de sus grandes proyectos: Impaqto, un laboratorio de emprendimiento y espacio de coworking.

Esta mujer tuvo la oportunidad de cursar estudios en el exterior y ser parte de organismos internacionales como Global shaper, del Foro Económico Mundial.

En el 2007, fundó Asylum Access, una iniciativa de derechos para los refugiados en los países en desarrollo, que ahora llega a más de 9 000 refugiados en Asia, África y América Latina.

Como consultora, se ha enfocado en ampliar el impacto de las organizaciones de base, incluida una asociación de familias de niños desaparecidos en El Salvador y las comunidades en riesgo de desplazamiento inducido por el desarrollo en Tailandia, Camboya y la India. Este año, Arévalo-Carpenter asumirá el cargo de líder regional de Nexus, un organismo que reúne a comunidades de emprendimiento social.

Alicientes

“Hay dos factores que han influido para que esté en el lugar donde estoy ahora. Primero tuve la suerte de haber nacido en una familia que valora mucho la educación y que siempre tuvo altas expectativas, sin importar si éramos mujeres u hombres. Ahora también tengo un esposo que me apoya y cree en la equidad. Que cree que mis logros son los suyos.

En segundo lugar, nunca tuve miedo de hacer cosas. A los 17 años, sin miedo, postulé a una beca a Canadá y les dije a mis papás cuando ya me la concedieron. Creo que esto me permitió luego tomar otras decisiones importantes en mi vida”.

Emprendimiento social

“Este tipo de emprendimiento está cobrando fuerza. Hay experiencias de éxito que han logrado el triple impacto: ser rentable, aportar para la sociedad y cuidar al medio ambiente.

El ADN emprendedor tiene varias características. Entre ellas está la capacidad de poder hacer cualquier cosa por uno mismo. Otra es la capacidad de poder hacer varias tareas al mismo tiempo y finalmente la resiliencia.

En mi empresa, hemos observado que las mujeres emprendedoras, sean jóvenes, mayores, madres, tienen estas tres características muy arraigadas. Sin saber nada de negocios, logran hacer cosas muy valiosas .

También considero que es clave que su familia y su pareja apoyen a las mujeres. Las emprendedoras más exitosas tienen un círculo cercano que cree en ellas.

Recuerdo que había un anuncio comercial en el que un hombre iniciaba un emprendimiento y la madre decía: mi hijo es empresario. Si era mujer, decía mi hija tiene un ‘proyectito’. Entonces cuando hay esa desvalorización no te sientes apoyado.

Ahora existe un gran movimiento internacional de apoyo a las mujeres emprendedoras.
El estudio ‘Why Women-Owned Startups Are a Better Bet’ de The Boston Consulting Group y MassChallenge, señala que las empresas creadas por mujeres generan el doble de ingresos que las de los hombres pese a recibir menos financiamiento.

Entonces no es solo un tema de empoderamiento. Trabajar con mujeres es un buen negocio por sus características de líderes”.

Retos

“Las mujeres emprendedoras tienen los mismos retos que los hombres, pero con la adición de demostrar éxito.

Cada mujer exitosa es un ejemplo porque tiene un efecto multiplicador para inspirar a otras.
El trabajo no lo hacemos solo por una misma, sino por todas las que vienen atrás: nuestras hijas, nuestras sobrinas, por toda una generación de niñas que busca un ejemplo a seguir. Hay que abrirles puertas para que los retos sean de todos”.

Equidad

“En los próximos años, el sector productivo del país va a ser definido por mujeres.
El mundo está en un despertar sobre el tema de equidad. Ya hemos pasado por varios años, en los cuales las mujeres han sido minoría. Entonces este es el momento de aportar de la misma manera. Siento que las estructuras sociales, políticas y otras se están dando cuenta del potencial que las mujeres tienen y que como país no podemos salir solo con el 50% del talento. Hay que invitar al otro 50% a participar”.