placeholder
Los artesanos de Calderón diseñan figuras de mazapán de diferentes tamaños. Se exhibirán en la fiesta del próximo 2 de noviembre. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Los artesanos de Calderón diseñan figuras de mazapán de diferentes tamaños. Se exhibirán en la fiesta del próximo 2 de noviembre. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Calderón, celebra la Fiesta del Mazapán

25 de octubre de 2017 14:57

Corriendo de un lado para el otro para sorprender a los turistas locales e internacionales el próximo 2 de noviembre. Así están las 16 personas que conforman la Unión Artesanal de Productores Progresistas de Mazapán de Calderón.

En esa fecha, además de conmemorar el Día de los Difuntos, los moradores de esa parroquia, ubicada a 15 kilómetros del norte de Quito, celebran la Fiesta del Mazapán.

De acuerdo con Carlos Calderón, artesano y presidente de la Asociación, ese festejo tiene más de 80 años y se realiza con el propósito de difundir la tradición de sus antepasados -elaboración de artesanías a base de harina o maicena y goma- .

La celebración se extenderá hasta el 3 de noviembre y, además de las nuevas colecciones, habrá música y danza.

Los visitantes también podrán apreciar el paso de diversos indígenas portando canastos con figuritas de masa comestible. Esa, precisamente, era la tradición hace más de ocho decenios.
Calderón, de 67 años, contó que en esa fecha los padrinos regalaban a sus ahijados muñecas, soldados, caballos, entre otros, “y los niños y niñas se los comían”.

Con el paso del tiempo, los artesanos añadieron nuevos ingredientes a esa masa para construir las artesanías y preservar la tradición. También, perfeccionaron los diseños.

Lo que sí mantienen es el decorado a mano, que requiere de paciencia y de unos diminutos pinceles. El terminado de las colecciones lo determinan los clientes: lacadas o mate.

Los diseños también dependen del gusto del comprador, sin embargo, los artesanos se esfuerzan por promocionar piezas que difunden las tradiciones de las diferentes etnias del Ecuador. Hay muñecas que lucen la vestimenta original del pueblo otavaleño o shuar.

Con ese mismo propósito se diseñan nacimientos y hasta guirnaldas para decorar los árboles durante la Navidad. Pero, a pesar del esfuerzo de los promotores, Calderón afirmó que el turista local prefiere colecciones con temáticas diferentes, alejadas de la realidad del país. No obstante, resaltó el interés del visitante internacional por esas figuras.