placeholder
El economista Ángel Zapata es docente en la PUCE Santo Domingo. Juan Carlos Pérez para LÍDERES

El economista Ángel Zapata es docente en la PUCE Santo Domingo. Juan Carlos Pérez para LÍDERES

Su vocación por la docencia se la debe a los libros

14 de agosto de 2017 14:55

El catedrático universitario Ángel Zapata descubrió su pasión por la economía y la docencia cuando tenía 15 años.

Su tío, Franklin Barros, le regaló el libro ‘Economía: teoría y práctica’, que es un texto para estudiantes en el que se explica de manera didáctica la evolución del pensamiento económico y que aborda temas como el neoliberalismo.

Ese primer acercamiento con la economía le hizo entender el desarrollo económico del país y también autoevaluarse. Con cada cuestionario que respondía al terminar cada capítulo del libro, Zapata empezó a forjar su carrera como docente, que se inició formalmente en el 2011.

El docente es quiteño, pero en la actualidad se ha radicado en Santo Domingo de los Tsáchilas, donde es catedrático de materias de pregrado y posgrado en la Escuela de Ciencias Administrativas y Contables de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador Sede Santo Domingo.

Él señaló que su pasión por la lectura si bien tuvo un giro a los 15 años, empezó antes. Su madre le compraba pequeños cuentos que fueron atrapándolo en el mundo de los libros. “Probablemente, cada vez que tomo y leo un libro estoy tratando de recordar la emoción de cuando mi mamá me enseñó a leer”.

Ya en su adolescencia tuvo predilección por la literatura ecuatoriana con cuentos como ‘El chulla Romero y Flores’, de Jorge Icaza.

Luego descubrió en la literatura latinoamericana a su autor preferido: Jorge Luis Borges. Del escritor argentino ha leído obras como ‘La historia universal de la infamia’, ‘Fervor de Buenos Aires’, ‘El libro de arena’, entre otros.

Para el docente, Borges es un gran contador de historias. Los libros están cargados de un lenguaje excelente y muy refinado. “En sus obras, Borges muestra una erudición brillante porque para entender sus textos hay primero que leer a otros autores como Joseph Conrad y la tradición literaria francesa e inglesa”.

En el campo económico, Zapata empezó leyendo los libros universitarios que su tío le prestaba, hasta que le regalaron la obra ‘Colonialismo y Soberanía’, de Diego Delgado Jara.

Esa fue la pauta para leer ya libros de su especialización en economía, como los de Adam Smith. Él señala que para entender la teoría de este autor sobre el capitalismo es fundamental que no solo se lea ‘La riqueza de las naciones’, sino que se complemente la información con el libro ‘La teoría de los sentimientos morales’. “Si no se leen al menos esos dos libros no pueden comprender que Smith crítica el egoísmo en su primera obra”, señaló.

Por eso, uno de los requisitos en las clases magistrales es que los estudiantes deben leer. Una metodología que le ha dado resultado es proponer en clases lecturas obligatorias y opciones. Quienes leen las segundas obtienen puntos adicionales. “No hay costumbre de leer y de cierta forma debemos empezar a crear ese hábito”.

Uno de los libros que el docente recomienda es ‘El hombre más rico de Babilonia’, de George Clason, porque enseña a las personas a manejar su economía.