placeholder
El Foro comenzó con un llamamiento a la cooperación y las reformas de organizaciones globales para contrarrestar el proteccionismo que ha surgido de la mano del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como respuesta al descontento de parte de la socie

El Foro comenzó con un llamamiento a la cooperación y las reformas de organizaciones globales para contrarrestar el proteccionismo que ha surgido de la mano del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como respuesta al descontento de parte de la sociedad con la globalización. Foto: EFE

Ecuador defiende en Davos una visión pragmática de la economía y el comercio

24 de enero de 2018 18:43

Pablo Campana, ministro de Comercio Exterior e Inversiones, defendió el miércoles, 24 de enero del 2018, en Davos el "pragmatismo" en las relaciones económicas y comerciales, y aseguró que Ecuador "lo tiene todo" para desarrollarse.

Por primera vez, un representante gubernamental de Ecuador participó hoy en un debate organizado por el Foro Económico Mundial, la organización público-privada que convoca cada año al mayor número de potentados del planeta en esta estación alpina.

"Es la primera vez que Ecuador forma parte de un foro en el WEF. Eso significa vientos frescos para el país, con una nueva imagen en términos de política económica y comercial", declaró el ministro a Efe tras el debate.

Campana explicó que se está viviendo un cambio en Ecuador. "Vivimos en un país cuya economía está dolarizada. Es por eso por lo que, sin descuidar el cubrir las necesidades básicas de nuestra gente en los sectores más desfavorecidos -acceso a la educación gratuita, a la salud gratuita, a la vivienda social gratuita-, no podemos descuidar el otro tema, que es cómo generar más divisas y mayor dinamismo en la economía", dijo.

La única forma, añadió, es "generando fuentes de empleo a través de más exportación y atracción de inversión privada directa. Básicamente es pragmatismo".

"Vivimos las políticas comerciales del presidente Lenín Moreno, con una visión muy pragmática, hay cambios importantes que se están dando en el país, en beneficio de los 16,6 millones de ecuatorianos", subrayó el ministro.

"Por eso hemos venido a Davos, un centro muy importante en todo lo que respecta a la política, la economía y las empresas privadas. Porque uno de los objetivos nuestros es atraer inversión privada directa generando la estabilidad jurídica que todo inversionista busca en el país", añadió.

En Davos, Campana se reunió con representantes de gobiernos de países que Ecuador considera estratégicos por su potencial.

"En términos de intercambio comercial no aplica la ideología, en el sentido de que hoy me he reunido, por ejemplo, con el ministro de Desarrollo Económico de Rusia y en días pasados estuvimos en Washington proponiendo la reactivación del paso preliminar para un acuerdo comercial" con los Estados Unidos.

También ha hablado con China, Japón y Corea. "Yo vengo del sector privado y me gusta poner los puntos sobre las íes; nosotros tenemos que hacer lo que hay que hacer, y qué es lo que hay que hacer, pues tener buenas relaciones con los principales socios comerciales, apertura económica, y también continuar el discurso del presidente Lenín Moreno que le ha dado un 75 % de popularidad", afirmó.

Campana recordó que ha recorrido 13 países y ha presentado el catálogo de inversiones, con un foco especial en los grandes proyectos industriales: una refinería de petróleo, una planta de aluminio, una refinería de cobre; también proyectos mineros, petroleros o agroindustriales.
En opinión del ministro, "Ecuador es un país que lo tiene todo".

"Tenemos hidrocarburos -petróleo y gas-, minería, agricultura, acuicultura y pesca, tenemos un clima espectacular, agua abundante - de hecho, el 90 % de la generación energética del país viene de fuentes hidroeléctricas-, plantas eólicas y gente trabajadora".

"Lo que necesitamos y lo que estamos haciendo ahora es un discurso pragmático con el que podamos fortalecer relaciones comerciales con otros países y regiones, y atraer inversión privada directa para megaproyectos que el país necesita continuar".

Ello no ha de hacerse, argumentó, con endeudamiento público. "Estamos en contra".
"Los gobiernos deben tener claro que quien genera la dinamización de la economía y la creación de empleo es el sector privado", recalcó Campana.