placeholder
Esteban de los Reyes, gerente de Hansel & Gretel, en su local ubicado en la avenida González Suárez (norte de Quito). Fotos: Galo Paguay / LÍDERES

Esteban de los Reyes, gerente de Hansel & Gretel, en su local ubicado en la avenida González Suárez (norte de Quito). Fotos: Galo Paguay / LÍDERES

La cadena se expande con renovados locales

2 de mayo de 2017 15:28

Pisos como un tablero de ajedrez, sillas cómodas y de vivos colores, en donde el blanco predomina y resaltan los arreglos florales. Así es la renovada imagen de Hansel & Gretel, la cadena de pastelería que ha expandido sus locales.

A finales del año pasado comenzó la renovación y estrategia de esta cadena. Esteban de los Reyes, gerente de la empresa, cuenta que la planificación inició a principios del 2016.
Pero no solo es un cambio en su fachada. La renovación es más profunda e incluso implicó cambios en su cadena de valor, es decir, desde proveedores hasta la oferta final al cliente.

“Buscamos entender cómo se movía el negocio y para dónde queríamos ir, tomando en cuenta que han sido años complicados en el aspecto económico”, asegura De los Reyes.
Luego del análisis la empresa familiar decidió que Hansel & Gretel requería una renovación.

La transformación implicó mejorar sus servicios con una cafetería; para ello contrataron baristas para ofrecer un producto de buena calidad.

Al café se han sumado otras opciones como el té y también bebidas frías. Además, la cadena ofrece una carta variada de desayunos, que incluyen opciones nacionales como bolón o tigrillo, por ejemplo.

Además, la reestructuración pasó también por ser más eficientes para optimizar costos en la cadena. Gracias a ello, la inversión para abrir nuevos locales implicó menos gastos.
En principio, en 1993, Hansel & Gretel inició con un local en el Quicentro Shopping. Dos años después abrió una nueva cafetería en Mall El Jardín .

Todos los locales renovados se instalaron en el norte de Quito. El primero con la nueva imagen se abrió en el Quicentro Shopping, en noviembre del 2016. En enero de este año abrió otro local ubicado en la República de El Salvador y Naciones Unidas; y hace un mes en la avenida González Suárez.

Por cada local, explica De los Reyes, se requirió una inversión que oscila entre USD 40 000 y 60 000.

Gracias a los nuevos locales, según su gerente, las ventas han mejorado en este año y mes a mes reportan crecimiento de entre el 10 y 20%, que en ocasiones incluso supera ese rango.

Hansel & Gretel no ha descuidado su línea de postres. La chef María Gabriela Reyes es hoy en día la responsable de cuidar el legado de calidad y sabor que mantiene la firma desde hace más de dos décadas.

Desde muy joven, a los 15 años, Reyes trabajó bajo la tutela de su tía, María Soledad Bueno, la creadora de la mayoría de las recetas de los postres de la cadena.
Gracias a esa experiencia Reyes salió del país a los 18 años para prepararse como chef, en España.

Además de esto, Reyes cumple con el rol de jefa de planta. La mayor parte de su día lo dedica a un estricto control de calidad que le permite hornear miles de productos al mes con métodos artesanales.

Otra de las estrategias de Hansel & Gretel es trabajar para convertirse en un espacio de difusión del arte de la ciudad.

La cadena forma parte de la iniciativa Museo Nómada que se define como un nuevo espacio de arte en Quito que rompe con todas las ideas estructuradas de lo que es un museo.

Al frente de esta iniciativa están Rosa Jijón, el urbanista Jaime Izurieta y a la curadora Anamaría Garzón. Gracias a esta iniciativa, en Hansel & Gretel también se exhiben cuadros y piezas de arte en sus locales.

Actualmente, la cadena cuenta con una variedad de más de 300 productos que se distribuyen en sus 11 locales en Quito y los valles de Cumbayá y Tumbaco (nororiente). La cadena todavía analiza continuar su expansión y abrir nuevos locales en la ciudad.