placeholder
En la planta de producción de Fructi Soda trabajan en la actualidad 23 personas. En dos semanas se vendieron 2 500 paquetes de seis unidades. Foto: Glenda Giacometti /LÍDERES

En la planta de producción de Fructi Soda trabajan en la actualidad 23 personas. En dos semanas se vendieron 2 500 paquetes de seis unidades. Foto: Glenda Giacometti /LÍDERES

Luego de 24 años Fructi Soda regresó al mercado

26 de diciembre de 2017 16:57

Tras 24 años de estar fuera del mercado una marca de refrescos retornó a las perchas. Es la tradicional Fructi Soda que retornó renovada con su fórmula con sabor a piña.

La marca desapareció del mercado debido a un litigio legal, ocurrido en la década de 1990.
Pero hace tres semanas se reinició la producción de esta bebida que ya se comercializa en cerca de 1 000 tiendas, supermercados y distribuidoras de Tungurahua. El objetivo de la marca es, hasta febrero del próximo año, cubrir el mercado local y regional.

¿Cómo llegó nuevamente esta marca ambateña al mercado luego de 24 años de ausencia? El retorno del refresco fue posible con una alianza estratégica suscrita hace un año entre Ambasodas y Alexis Calvache, propietario de la marca.

Con la fórmula original y con su logotipo que es un ‘“lobito en la botella”, la tradicional bebida inventada por Jaime Troya tiene una nueva oportunidad ante los consumidores. La meta de esta fusión es recuperar el mercado de Ambato y de la Sierra centro. Además, abaratar los costos de producción y de mano de obra.

Calvache cuenta que Fructi Soda es un ícono de Ambato y que ingresó al mercado antes de 1950. Él añade que fue la principal auspiciante de la primera Fiesta de la Fruta y de las Flores. “Es una marca que identifica y nos da identidad a los ambateños”.

A inicios de 1990, una empresa transnacional adquirió la marca. Sin embargo Fructi Soda fue perdiendo mercado y prácticamente desapareció.

Ahora, luego de una batalla judicial Calvache recuperó la marca, la fórmula original y el logotipo. Ahora esos elementos están inscritos en el Instituto Ecuatoriano de la Propiedad Intelectual .

Antes de eso, Calvache activó un plan: con la idea de que el nombre no se pierda por completo presentó al mercado la marca Frukiss Soda con sabor a piña. El propósito fue que las nuevas generaciones, que no conocieron a Fructi Soda, se familiaricen con la gaseosa y que sus padres y abuelos recuerden y consuman. Eso ayudó en la presentación hace pocos días de Fructi Soda en el mercado local.

Calvache recuerda que dos hechos impidieron que la bebida con sabor a piña salga a las tiendas hace más de seis meses. El primero fue el terremoto de México de donde se importan los ingredientes principales; el segundo fue el huracán que afectó a Florida.

La inversión inicial para esta nueva etapa de la bebida fue de USD 100 000. El dinero se destinó a la importación de materia prima que no se producen en el país, desarrollar la etiqueta, la presentación, el mejoramiento de la planta de producción y en publicidad. Además se convocó a un concurso con diseñadores con la idea de darle una renovación al logotipo de la marca, es decir, manteniendo lo tradicional pero con un toque moderno.

En la planta, en donde se invirtió más de USD 1 millón, también se producen gaseosas como La Otra, Pop Morita y Fructi Soda. También se elaboran aguas, naranjadas y limonadas.

Sisa Guamán, ejecutiva de Ambasodas, asegura que la alianza estratégica es importante porque se rescata un producto tradicional de Tungurahua y el centro del país. “Con las marcas estamos trabajando más de tres años y Fructi Soda nos dará un buen empujón, puesto que cubrimos actualmente el 20% del mercado con todas las marcas”.

La meta es distribuir la bebida en Pichincha, Pastaza, Esmeraldas, Cotopaxi y Chimborazo donde residen ambateños.

Calvache dice que otro de los proyectos para el próximo año es presentar una botella de vidrio retornable de tres litros, puesto que actualmente tiene dos formatos personal de 350 centímetros cúbicos (cm3) y familiar de 1 300 (cm3) que son desechables.

En dos semanas lograron comercializar al menos 2 500 paquetes de seis unidades. La meta en febrero del próximo año es subir a 20 000 paquetes mensuales, es decir un total de 120 000 botellas.

Uno de los distribuidores de Fructi Soda es Mario Proaño. Trabaja desde el 2013 con la gaseosa Frukiss Soda y ahora con la marca recuperada. Él cuenta que las ventas subieron en los últimos días, pero espera que aumente las ventas como en épocas de antaño donde trabajó como su antiguo dueño de Jaime Troya. Actualmente tiene 300 puntos de ventas del refresco en la ciudad.