placeholder
Elegance

Elegance

Cada paso del negocio se controla con un software

22 de agosto de 2017 14:47

Carlos Naranjo es un ecuatoriano con más de 20 años residiendo en Londres, que hoy repara prendas de vestir en su taller de costura para firmas de moda tan reconocidas como Prada, Armani, Dolce&Gabbana.

El taller de costura Elegance salió al mercado en 1997, con dos personas a cargo: su propietario, Carlos Naranjo, y una costurera, proveniente de Riobamba.

El emprendimiento requirió de una inversión inicial de 5 000 libras (USD 6 481). Su primer cliente fue la casa de moda internacional Karen Millen, especializada en ropa de mujer.

El trabajo de Elegance consiste en hacer arreglos en prendas, ajustándolas a la medida de los clientes finales de las firmas de diseño de moda. Al año se reparan alrededor de 30 mil piezas.
“La compañía creció orgánicamente. No hizo falta publicidad. La gente nos recomendaba”, comenta Naranjo.

Hoy es una empresa de 50 empleados, con un portafolio de 60 clientes, que incluye a equipos de fútbol profesional y artistas.

En Elegance se lleva el control de cada etapa del proceso de producción. El registro se hace a través del software GB97, que nació hace ocho años como un programa de contabilidad.

El primer paso es la solicitud de los pedidos por parte de las casas de moda. El software comienza su trabajo clasificando a los clientes por su ubicación para el retiro de las prendas.
El conductor designado para retirar los pedidos recibe la información de la ruta en su teléfono, mediante una aplicación móvil. Retira las prendas y hace entrega de pedidos anteriores.

Los cambios que deberán hacerse en cada prenda quedan registrados en el software mediante el código de barra de la pieza.

El operario del taller que ajustará la pieza recibe la información y solicita autorización, a través del software, para iniciar su trabajo.

De esta forma, el taller registra los tiempos de producción, las piezas que repara por día cada operario y la persona que estuvo a cargo del control de calidad.

Desde el 2016, GB97 también administra y supervisa las diferentes etapas de producción del taller de arreglo de prendas de la firma Burberry, en Londres, y ahora administrará otro taller de la misma casa de moda en París.

La optimización de los procesos de producción, le ha generado a la marca británica Burberry un ahorro del 30% en costos, señala Fabricio Salazar, representante legal de GB97 en el Ecuador.

La proyección del fundador de Elegance es poder ayudar a otros emprendedores del país a administrar sus negocios de forma adecuada, por medio de la herramienta tecnológica.
“Con este software las personas pueden saber con anterioridad lo que deben hacer y lo que van a ganar”, subraya Naranjo.