Juan Carlos Alaya  y Fausto Arcos buscan dar una nueva perspectiva a las ventas multinivel.

Juan Carlos Alaya y Fausto Arcos buscan dar una nueva perspectiva a las ventas multinivel. Foto: Patricio Terán / Líderes

Redacción Quito
(I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 14
No 1

Ellos transforman el modelo de las ventas multinivel

11 de diciembre de 2018 12:53

Ser un socio estratégico en las ventas de las compañías y generar fuentes de trabajo son dos de los objetivos de Ignite, un negocio multinivel que combina la venta directa de productos o servicios, a través de una red de personas.

Este emprendimiento, liderado por Juan Carlos Ayala, nació hace un año en Quito, con una inversión inicial de USD 300 000.

Para arrancar con esta idea, Ayala hizo un diagnóstico de la situación empresarial en el país. Determinó que algunas compañías tienen canales de ventas agotados y que, pese al desarrollo de la tecnología, los medios de venta digital aún no tienen mucha penetración en el mercado.

Sin embargo, los canales de venta multinivel tienen una trayectoria en el país que el mercado conoce, señala Ayala. Por esta razón Ignite se convirtió en un socio estratégico para fortalecer el área de ventas y distribución.

De igual forma, detectó la falta de fuentes de empleo con horarios flexibles en el país.
Los ‘broker’ autónomos independientes (BAI), como los denomina la empresa, son personas que no tienen un empleo o quieren ganar dinero extra, a través de la venta de productos o servicios. Hasta la fecha hay 287 personas inscritas en Ignite para brindar el servicio, provenientes de varias ciudades, la mayoría de Quito.

Para Fausto Arcos, gerente general de Ignite, es importante trabajar en métodos para que la relación entre la empresa y el distribuidor sea fructífera y ayude a crecer a ambas partes.

El repunte de la empresa empezó en mayo de este año, gracias a la colaboración con la multinacional Claro. Ignite es un canal de venta directo no tradicional para dicha empresa. “Cada vez que alguien de nuestro equipo de colaboradores activa un servicio, Claro paga una comisión y un bono que son repartidos entre los miembros de la red”.

Los ingresos de los colaboradores se determinan bajo un contrato de comisiones, según el producto, la cantidad que venden y el tiempo que dedican para brindar el servicio de ventas.
Cristian Játiva, jefe comercial de Claro, señala que la multinacional se ha adaptado a los modelos de venta de este tipo de emprendimientos, para llegar a nuevos clientes. La estrategia de venta multinivel de Ignite ha sido un gran aporte, afirmó.

Ahora el negocio firmó una alianza estratégica para incursionar en el área deportiva para vender marcas de la empresa KAO. Esta línea de productos se denomina Ignite sport.

Para finalizar el año, también esperan lanzar el paquete de servicios Ignite seguros, para comercializar todo tipo de pólizas.

El objetivo del emprendimiento es tener una línea variada de productos y servicios, para que cuando una persona se afilie tenga más opciones para colaborar con la empresa. “No todos pueden ser buenos para vender servicios de telefonía celular, pero sí productos deportivos”, añade Ayala.

En el 2019, la expansión de Ignite se centrará también en la línea de cosméticos, limpieza y nutrición, con productos con componentes locales o manufacturados en el país.

La empresa está en un proceso de estabilización, en el cual ya se ha empezado a recuperar las inversiones. La facturación estimada de este año es de USD 120 000, comenta Ayala.