Según la etapa del negocio, se puede acudir a un ‘inversionista ángel’, quien brinda capital y potenciación. Foto referencial: Pixabay

Según la etapa del negocio, se puede acudir a un ‘inversionista ángel’, quien brinda capital y potenciación. Foto referencial: Pixabay

Denisse Molina m., AEI  (I)
Para LÍDERES
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 18
No 1

¿Cómo generar el interés de los inversionistas?

25 de abril de 2019 06:56

El inversionista es el motor que puede dar el impulso económico y la enseñanza que el emprendedor necesita para que su negocio despegue. Si se busca un aliado para que la empresa o el proyecto crezca es primordial aprovechar la oportunidad de demostrar que esa iniciativa es la ideal para entregarle recursos.

Una buena noticia: el apoyo se incrementa. Muestra de ello es que en 2017, el volumen de inversiones de capital privado en emprendimientos latinoamericanos aumentó hasta los USD 8 400 millones en 424 transacciones, según LAVCA, asociación para la inversión de capital privado en América Latina.

Dependiendo de la etapa en la que esté el negocio, una opción es acudir a un ‘inversionista ángel’, quien brinda capital y potenciación de capacidades a segmentos de desarrollo de manera individual y directa, según el Fondo Multilateral de Inversiones. Otra alternativa es acudir a una firma que maneja fondos de capital de riesgo. Ricardo Topón, analista de inversiones de Startup & Ventures, y Luis Marriott, economista y coach de OpenExO, comparten consejos para no fracasar en la búsqueda de ayuda.

El equipo

Recuerde que su grupo emprendedor es lo más valioso. El inversor le apostará a las personas que conforman la empresa, más que al producto en sí, pues este último cumplirá un ciclo impulsado por el capital humano, mientras que los emprendedores desarrollarán nuevas ideas y estrategias.

Las primeras ventas

Es más probable que un inversionista apoye a una empresa que se encuentre en el período de las primeras ventas, porque existe una validación del modelo del producto, una evidencia de su consumo, así como de su aceptación en el mercado.

Por eso es importante demostrar que las ventas son sostenidas, al menos, de seis meses. Y acuda al tipo de inversionista que esté enfocado en las características de su negocio.

Un modelo claro

Cree una herramienta de análisis que, de manera sencilla, explique su modelo de negocio. Debe aclarar qué le ofrecerá al mercado, cómo hará su producto, a quién lo venderá, de qué forma y cómo se generarán ingresos, según recomienda la gaceta digital El Emprendedor.

Al contar con un modelo claro y explicado de manera directa, se puede apelar efectivamente al interés del posible inversor.

Una valoración real

Antes de presentar una propuesta, piense en qué debe invertir, tomando en cuenta en que el dinero será destinado al crecimiento del negocio y no a cubrir deudas.

Además, analice el porcentaje de acciones de la empresa que se entregarían al inversor a cambio de su soporte.

Los expertos recomiendan que este no supere el 10%- 15%. Esto dependerá de la etapa en que su negocio se encuentre.

Inversión para crecer

A través de un plan de fondeo indique sus metas claras de financiamiento, plasme sus objetivos sobre el monto que requiere, en qué lo invertiría y a qué segmento de la empresa lo destinaría. Igualmente, demuestre que lleva algún sistema de contabilidad y plan financiero claro. Mostrar el punto de equilibrio y los costos fijos de su negocio serán de ayuda.

El tamaño del mercado

Al definir la dimensión del segmento al que llegará su producto, el inversor conocerá la tendencia de crecimiento del proyecto, al igual que su alcance, que puede ser local, regional, internacional. Si su iniciativa tiene la capacidad de trascender las fronteras del país será más llamativa.

Apunte bien

Enfoque sus esfuerzos en inversionistas con el perfil indicado, es decir, con quienes tengan relación con su emprendimiento.

Hay inversionistas enfocados en manufactura, retails, banca, tecnología, etc. que buscan sustentar proyectos alineados a su industria o que la complementan.

Propuesta de valor

Solucionar los problemas de sus clientes es el objetivo de cualquier negocio, pero qué mejor y atractivo para los inversionistas que tener un producto o servicio elaborado de una manera nueva e innovadora.