La fundadora del parquetecnológico MachángaraSoft habla sobre el papel de la mujeres en las empresas , la tecnología y el hogar

La fundadora del parque tecnológico Machángara Soft habla sobre el papel de la mujeres en las empresas, la tecnología y el hogar. Foto: Cortesía

Redacción Quito
(I)
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 2
No 1

Leslie Jarrín: ‘La tecnología ayuda a la mujer a tener balance en sus actividades’

14 de diciembre de 2018 12:37

Leslie Jarrín es una empresaria vinculada al mundo del desarrollo tecnológico. Ha trabajado en multinacionales como Oracle y ThoughtWorks, pero también ha desarrollado sus propios negocios como Soporte Libre e impulsó el cluster de compañías de software MachángaraSoft.

Desde los 14 años no ha parado. A esa edad compraba y vendía diferentes bienes, ayudaba en el almacén de su abuela y, en la carrera de ingeniería en sistemas de la Universidad Católica de Quito, en la que estudió gracias a una beca de la fundación del extinto Banco Popular, se enroló en trabajos en su área de estudios.

Está casada y es madre de tres hijos. Pero también se encuentra enrolada en proyectos como Mujeres por Ecuador y está apoyando en la Coalición Stem, una iniciativa que tiene como objetivo contribuir al mejoramiento de la calidad de la educación en Ecuador en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Carrera

“El trabajar desde bien joven le da otra perspectiva de la vida a cualquier persona. A los 19 años empecé a laborar en tecnología; ha sido una suerte que siempre haya desarrollado actividades de mi ramo. Es súper importante en la carrera tener espacios en los que uno pueda desenvolverse en todo tipo de actividades; en Oracle yo hacía ventas, educación, marketing, etc.

El último año y medio estuve viajando al exterior una semana al mes, por lo menos, por mi trabajo con ThoughtWorks. Para mi se volvió un tema complejo estar lejos de la familia; a inicios de este año, por muchas razones, consideré volver a mi propia empresa.

Si bien nunca he dejado el bagaje tecnológico, he incrementado mis conocimientos en gestión”.
Maternidad y trabajo

“Tengo tres hijos pequeños de 12, 8 y 6 años. Este año se me ocurrió estudiar una maestría ‘on line’, totalmente en inglés, en emprendimiento e innovación del AHC de París. Es súper fuerte, se necesita disciplina férrea.

A las mujeres nos toca estar escogiendo qué priorizar en los momentos de la vida. Había dejado la parte de la academia, pero me encanta estudiar para poder enseñar cosas y retomé el estudio.

A las mujeres casi siempre nos toca demostrar lo que sabemos para ser tomadas en cuenta. No se puede sacrificar la felicidad.

Para mi la familia es importante; tomamos decisiones en conjunto: si a veces me toca trabajar más, mi esposo está con los niños; si trabajo menos estoy con ellos y él trabaja. Es balance.

He sido emprendedora toda la vida. Ahora estoy aprendiendo la teoría, que sostiene lo que conocí empíricamente. Estoy repensando la empresa, ayudando a otras compañías del país y apoyando iniciativas vinculadas con aportar a la comunidad en todo nivel”.

Empresa

“Siempre he estado enrolada en diversas actividades al mismo tiempo, pero con la experiencia descubrí que debo enfocarme.

Nos convencen que las mujeres somos ‘multitasking’ y, ahora, creo que eso es lo más negativo; es agotador mentalmente. A veces, nos ponemos presiones innecesarias; uno debe escoger las batallas correctamente y poner toda la energía posible.

Las nuevas empresas están cambiando. Se han dado cuenta de que la gente no necesita estar horas en la oficina, ni que la cantidad de teclas que aplaste significa que está produciendo más. Lo importante es que el personal esté motivado, que esté alineado con las metas.

El teletrabajo debe aplicarse y debe seguirse puliendo y mejorando. En el lado de las mujeres es vital porque así nos va a ayudar a tener un mejor balance en todas las cosas que queremos y que nos gustan hacer.

También beneficia a los hombres para que también puedan participar en las actividades de las familias. No es que los hombres no quieran ser parte, sino que como sociedad no les dejamos.

La tecnología colabora. Mientras más automatizadas estén las compañías más fácil va a ser la opción de darle a ciertas personas la oportunidad de teletrabajar. Hay mayor productividad, hay menor movilización por la ciudad, mejor calidad de vida, etc.”.

Feminismo y software

“El feminismo busca la igualdad entre hombre y mujeres, la equidad. Al final del día la idea es que tengamos iguales derechos.

Veo que hay muy pocas mujeres en tecnología. Sino hacemos acciones deliberadas para que las niñas y jóvenes la vean como carrera, no se va a avanzar. En el mundo de la tecnología se necesita de todo, somos buenas en matemáticas, pensamiento lógico, etc”.