placeholder
Un ‘gamer’ juega Minecraft en la nueva consola Xbox One X, de Microsfot, durante la feria E3, que se cumplió en Los Ángeles, la semana pasada. Foto: AFP

Un ‘gamer’ juega Minecraft en la nueva consola Xbox One X, de Microsfot, durante la feria E3, que se cumplió en Los Ángeles, la semana pasada. Foto: AFP

La innovación marca la industria del videojuego

20 de junio de 2017 15:57

Los desarrollos no se detienen en la industria de los videojuegos. Así lo demostraron las firmas líderes de este sector, la semana pasada en la feria E3, que se cumplió en Los Ángeles, EE.UU.

Sony, Microsoft y Nintendo presentaron sus nuevos desarrollos, marcados por la alta definición y una elevada calidad de sonido.

Microsoft hizo pública su nueva Xbox One X. La potencia de su “hardware” para alcanzar gráficos de gran calidad y ofrecer una “experiencia premium” a los amantes de los videojuegos son las bazas de la nueva consola de Microsoft, aseguró la directora de Comunicaciones de Marketing de Xbox, Cristina Tellería.

Esta consola de alta gama, con resolución 4K (8 millones de píxeles), se pondrá a la venta el 7 de noviembre con un precio de USD 499. Anunciada con bombos y platillos como la consola “más potente hecha nunca”, la Xbox One X contará con 6 teraflops de procesamiento gráfico y sonido Dolby Atmos.

“Es un 40% más potente que cualquier otra consola. ¿Qué significa eso? Significa que cualquier juego que tengas se va a ver mucho mejor. Si tienes una televisión de 4K se va a ver increíble. Los juegos se van a descargar mucho más rápido. Es poder”, resumió ejecutivo de Microsoft.

Este dispositivo competirá de manera directa con la PlayStation 4, de Sony, que ha vendido 60 millones de unidades desde su estreno en 2013, y la versión Pro de esta consola, que llegó a las tiendas el año pasado.

El jefe de ventas globales y marketing de Sony, Jim Ryan, comentó que la competencia será muy interesante y en muchos sentidos será algo bueno. “Tener dos productos que compiten el uno contra el otro en el mismo lugar genera interés, ruido y agitación sobre las oportunidades de optimizar los vi­deojuegos para las televisiones 4K (de alta definición)”.

El responsable de Sony evitó hacer comparaciones con la Xbox One X, ya que no conoce al detalle la consola de su rival, pero sí señaló que la diferencia de precio puede ser un obstáculo para Microsoft en algunos países como España. “Tenemos un precio de USD 400 para la PlayStation 4 Pro y de casi USD 500 para la Xbox One X. Creo que en el mercado de España, donde PlayStation ha sido muy fuerte durante muchos años, la historia nos cuenta que ­tener una desventaja de 100 dólares respecto de nosotros no será fácil para ellos”, opinó.

Ryan cree que las decisiones para comprar cosas son una unión de muchos factores. “Hay gente encantada de pagar 800 o 900 dólares por un teléfono inteligente. Por supuesto, el precio es importante, pero después es una cuestión de lo que consigues por ese precio”, añadió sobre el equilibrio entre el costo de un dispositivo y lo que obtiene el usuario.

Nintendo también participó en la feria E3, que se cumplió del 13 al 15 de junio. Innovar en la forma de jugar y buscar la versatilidad a la hora de disfrutar de los video­juegos son dos de las claves de la estrategia de Nintendo, aseguró el director de Marketing de Nintendo Ibérica, Gustavo Viudez.

“Apostamos siempre por la innovación en la forma de jugar”, afirmó Viudez en una entrevista celebrada durante la E3. El gigante japonés llegó catapultado por el éxito de Nintendo Switch, su consola híbrida para el hogar y usos portátiles que ha causado sensación en los pocos meses que lleva en el mercado.

Según los datos de la compañía, Nintendo vendió 2,74 millones de unidades de Switch en todo el mundo solo en marzo, su primer mes en las tiendas, y aspira a vender más de 10 millones hasta finales del presente año.

Viudez apuntó que la acogida de Switch ha superado las expectativas de la compañía y señaló que los aficionados “han entendido el concepto” detrás de este nuevo dispositivo. “Creo que gran parte del éxito de Nintendo Switch es que te aporta una forma de jugar diferente que hasta el momento no existía. Al final es lo que Nintendo intenta hacer siempre: dar formas diferentes, que sean innovadoras y que puedan atraer al público”.

La feria también sirvió para defender a esta industria. El vocero de Sony, por ejemplo, defendió la industria del videojuego como una “forma de entretenimiento legítima y de masas” a la altura del cine o la música.

“Creo que una de las consecuencias de los avances tecnológicos (en los videojuegos) es que la manera en la que se ven los personajes en un juego se está convirtiendo en algo mucho más interesante, más parecido a la vida, con potencial de ser mucho más profundo”, argumentó.

“Las posibilidades de hacer cosas diferentes en (el diseño de) personajes o en la narración (de los videojuegos) pienso que potencian nuestra reclamación de ser tomados en serio como una forma de entretenimiento”, comentó Ryan, en el último día del encuentro.