Actualmente, el promedio de producción no supera los 10 quintales por hectáreas al año. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Actualmente, el promedio de producción no supera los 10 quintales por hectáreas al año. Foto: Marcel Bonilla / LÍDERES

Marcel Bonilla
(F)
Contenido intercultural
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

Seis comunidades de Esmeraldas potencian la calidad del cacao

27 de diciembre de 2019 16:31

Unas 1 200 familias de seis comunidades chachis del cantón Quinindé empezaron un proceso de mejoramiento de la producción de cacao, con el propósito de aumentar el número de toneladas por hectáreas y la calidad del producto.

Las comunidades de Guayacanas, Naranjal, Voluntad de Dios, Ñampi, Agua Clara y Las Pavas, de la parroquia Malimpia de cantón Quinindé, desde hace tres meses iniciaron el proceso.

Desde la Dirección de Fomento Productivo de la Prefectura de Esmeraldas se trabaja con el proyecto de establecimiento de nuevas plantaciones de cacao. Se les provee de plantas seleccionadas de material genético de alta productividad, tolerancia a las enfermedades y buena calidad genética de cacao nacional fino y de aroma.

El objetivo es que ellos cuenten con el material genético en su localidad para que hagan sus viveros y pueden reproducir sus propias plantas.

Actualmente el promedio de producción no supera los 10 quintales por hectáreas al año, pero se puede producir en la zona un promedio de 30 quintales de cacao, por hectáreas al año, de acuerdo con un estudio realizado por Fomento Productivo, hace un año.

La diferencia de la producción ocurre por la falta de material genético de alta productividad, lo que ha generado que la producción sea baja y las comunidades no puedan competir en volumen y calidad con otro mercados.

Marco Tapuyo, morador de Naranjal de los Chachis, explica que durante años han producido cacao de manera ancestral, por eso cree que la obtención ha sido reducida y eso les impide competir con otros que utilizan nuevas técnicas.

Para Efraín Trujillo de la comunidad Guayacanas, con el impulso técnico que se está dando, en los próximos dos años aspiran a mejorar la economía de la comunidad y dar valor agregado con la elaboración de barras y polvo de cacao producido por las comunidades del río Canandé.

Según el Ministerio de Agricultura y Ganadería, Esmeraldas produce 525 000 quintales anualmente, lo que representa USD 52,5 millones en ventas.

En la provincia, la producción agrícola representa el 29% de las actividades económicas. En ese sentido, la producción de cacao involucra alrededor de 15 000 familias, la mayoría pequeños productores, con un promedio de 5 hectáreas.

Por eso, los productores chachis han sido capacitados en temas como el paso a paso: desde que selecciona un sitio para establecer un nuevo cultivo hasta dejar en producción. Este procedo durará dos años hasta que empiecen a verse los primeros frutos.

Los productores aportan con su contraparte en la compra de insumos, para hacer un buen manejo con las recomendaciones entregadas por los técnicos de la Prefectura de Esmeradas.

Si se aplican las técnicas, el representante de la mesa de cacao de la Dirección de Fomento Productivo, Carlos Bastidas, explica que pueden llegar a superar las 30 hectáreas de cacao por hectárea, al año; y podría llegar a los 40 quintales. Actualmente existe un promedio de 6 000 plantas por cada una de las comunidades.

Dos metas

Con el aumento
de la producción existen dos propósitos, incrementar los ingresos económicos por volumen, puesto que ahora apenas producen 100 quintales por hectárea que les representa USD 1 000; con las nuevas plantaciones se quiere llegar a USD 3000 por hectárea y una utilidad de USD 1 500 por hectárea.

El segundo propósito, es que aumentando el nivel productivo, se incrementa la oferta exportable con cacao de calidad, con mercados exclusivo, explica Carlos Bastidas.