Franklin Tirira está en la industria del plástico hace casi 30 años. Es el dueño de Frankplast. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Franklin Tirira está en la industria del plástico hace casi 30 años. Es el dueño de Frankplast. Foto: Galo Paguay / EL COMERCIO

Redacción Quito
Redacción Quito  (I)
redaccion@revistalideres.ec
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 15
No 1

Un giro de negocio en medio de la crisis

16 de mayo de 2019 10:55

Hace cinco años y medio, Franklin Tirira dejó su cargo de jefe de producción en la fábrica en la que trabajó durante 25 años y decidió emprender un negocio propio.

Con una inversión inicial de USD 70 000, Tirira creó Frankplast, una pequeña empresa que se dedicaba a producir piezas plásticas para los sistemas de funcionamiento de sanitarios; sin embargo, en un momento de crisis, el empresario tuvo que analizar si cerraba el negocio o si optaba por darle un giro.

“La producción cayó mucho. Prácticamente toda la utilidad se iba en pagar el arriendo del espacio en donde funcionaba la planta, los costos de mano de obra eran altos y la energía también. Tuve que buscar un cambio en el giro de negocio”, recuerda.

Así, hace un año y medio Tirira dejó de producir las piezas de plástico y se dedicó solo a ensamblarlas, para reducir costos sin prescindir de toda la mano de obra. Con una inversión de USD 80 000, compró un local pequeño en el sur de Quito y estableció una planta con dos líneas de ensamblaje, en la que trabajan 13 operarios y ensamblan 3 000 piezas al día para sanitarios.

Esta pequeña empresa tiene dos líneas de ensamblaje en las que laboran 13 personas. Foto: Galo Paguay / LÍDERES

Esta pequeña empresa tiene dos líneas de ensamblaje en las que laboran 13 personas. Foto: Galo Paguay / LÍDERES


La planta en la que se producían inicialmente las piezas de plástico funcionaba con 24 operarios. En ese espacio, con dos máquinas inyectoras, se procesaban unas ocho toneladas de plástico mensualmente.

Pero a partir del 2015, junto con la recesión económica que vivió el país, la demanda se redujo y el empresario emprendió el proceso de cambio de su empresa. Actualmente cuenta con tres clientes, entre ellos, Edesa.

Otro factor que incidió para que la demanda se redujera, recuerda el empresario, fue el crecimiento de la competencia, principalmente de piezas importadas de China.

Cesar Ati, jefe de planta de Edesa, cuenta que contratar a Frankplast para que ensamble las piezas les permite ahorrar costos y optimizar tiempo. “No solo nos ahorra los gastos de comprar equipos y tener empleados en esas líneas de producción, también es un beneficio que ellos tienen la experiencia, el ‘know how’ y el control de calidad que se requiere para esto”.

Tirira señala que con este nuevo giro de negocio ofrece a las empresas que producen sanitarios una reducción en sus costos de producción por pieza de entre un 10 y 12%, aproximadamente.

En medio de la crisis, Tirira cuenta que su lema fue “zapatero a tus zapatos”, por eso, decidió quedarse en el rubro del plástico. No obstante, reconoce que la industria atraviesa un momento difícil.

Según la Asociación Ecuatoriana de Plásticos (Aseplas), en el país existen 600 empresas que se dedican a fabricar productos de este material, principalmente en Guayaquil, en donde está un 64% de las empresas; y en Quito, que abarca al 27% de las firmas.

Alfredo Hoyos, presidente de Aseplas, dice que uno de los factores que afectan a la industria es la poca estabilidad en temas normativos. “En el último trimestre del 2018 se han presentado en la Asamblea siete proyectos de ley, que han pretendido prohibir y/o eliminar el plástico de un solo uso. ¿Cómo se puede planificar con tantos eventuales cambios?”, cuestiona.

Hoyos además advierte que en el 2019 se proyecta una reducción del tamaño de la economía que incidirá en el consumo de los ecuatorianos y que afectará al desempeño del sector.

Cifras del sector

Empleo. Según Aseplas, la industria del plástico representa el 1,2% del PIB y genera 19 000 empleos directos y 120 000 empleos indirectos, con lo que beneficia a 130 000 familias.
Ciudades. El sector está compuesto por unas 600 empresas. Aseplas señala que se encuentran principalmente en Guayaquil (64%), Quito (27%), Cuenca (3,5%), Ambato (3,5%) y Machala (2%).

Sectores
. En Ecuador las industrias que consumen más cantidad de plástico son las del sector automotor, fundas de comercios, fundas para el sector bananero, el sector de embalaje, pañales y laminados, fundas para alimentos, entre otros rubros.