Thalíe Ponce / Redacción Guayaquil
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 0

En el exterior se visten sus sombreros

Los sombreros de paja toquilla con diseños originales y coloridos son la oferta de Ecua Andino. Sus piezas se han exhibido en importantes ferias y pasarelas internacionales, como la Pure London Fashion Runway, de Inglaterra (2011).

La idea del negocio surgió de Édgar Sánchez y Alejandro Lecaro, quienes fueron compañeros en el Colegio Alemán de Guayaquil. Tras graduarse, decidieron explotar sus conocimientos del idioma alemán e incursionar en el turismo.

Mientras se desempeñaban como guías turísticos en la Costa ecuatoriana descubrieron el interés de los extranjeros por los productos típicos del Ecuador. Así, en 1985, empezaron a comercializar artesanías a los turistas dentro del país.

En 1986, los socios hicieron su primer viaje comercial a Europa. “Era un comercio informal. Vendíamos artesanías en las plazas de Suiza”, recuerda Sánchez. Sin embargo, ese fue el punto de partida. En ese país hicieron algunos contactos que les permitieron iniciar las exportaciones.

Fue en 1994 que, debido a la demanda de los clientes, se especializaron en sombreros. Ese mismo año instalaron su oficina en Bensheim (Alemania). Luego, en el 2001, abrieron su representación en Palma de Mallorca (España).

Hoy, Ecua Andino tiene representaciones en 17 países. Además, produce cerca de 150 000 sombreros al año. De esa cifra, se exporta casi el 98% y comercializa a unos 30 países. Por estas ventas facturó cerca de USD 3 millones en el 2011.

La producción se realiza con aproximadamente 3 500 artesanos de cinco provincias: Cañar, Azuay, Guayas, Manabí y Santa Elena. El último paso, de etiquetado y acabado, se realiza en la planta. Está ubicada en la ciudadela Albatros, en el norte de Guayaquil. Allí también funcionan las oficinas y un showroom.

El espacio mide 850 m². De estos, 600 están destinados a la planta y bodega.

Sánchez explica que hace ocho años sus productos dejaron de ser una artesanía para convertirse en una pieza de moda. “El enfoque cambió y por ende el diseño de los productos es más exclusivo”. Este diseño es realizado por su socio, Alejandro Lecaro. Colaboran otros siete diseñadores, tanto locales como extranjeros; estos últimos son de París (Francia).

En el país los sombreros se comercializan en los puntos de venta de la empresa ubicados en los centros comerciales San Marino y Policentro. También se ofertan en el Gift Shop del Hotel Hilton Colón de Guayaquil y en el Duty Free del aeropuerto José Joaquín de Olmedo.

Betsy Arellano es directora de Relaciones Públicas del Hotel Hilton Colón de Guayaquil. Ella dice que la relación comercial con Ecua Andino inició hace tres años. “Los productos han tenido excelente acogida de parte de los turistas debido a la variedad de diseños y precios”.

Otro cliente en el mercado ecuatoriano es Plásticos del Litoral. Carola Barzola, su coordinadora de Marketing, indica que adquirieron sombreros de Ecua Andino para un evento interno de la empresa. Barzola resalta lo tradicional de los productos y la alta calidad del acabado.


Sobre el producto

Los precios. El costo varía de acuerdo con  la calidad del acabado, finura del tejido, diseño y textura. Oscilan entre los USD 20 y 1 500.
La elaboración. Dependiendo de la calidad, el proceso de elaboración puede tomar hasta seis meses.
Las colecciones. Anualmente la firma lanza dos colecciones con nuevos diseños.
La denominación. Estos sombreros son conocidos en el extranjero como ‘Panama Hats’. Uno de los objetivos de Ecua Andino es difundir sobre su verdadera procedencia.