Ivanna Zauzich Redacción Cuenca / LÍDERES [email protected]
Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si 0
No 1

Cristian Zamora orienta la gestión de las empresas

El sueño de la infancia de Cristian Zamora (31 años), era ser aviador. Aunque no cumplió esa meta, hoy ‘vuela alto’ como consultor empresarial, en Monterrey (México).

El año pasado obtuvo su doctorado en Ciencias Administrativas con especialización en Estrategia Organizacional y Emprendimiento en el Instituto Tecnológico de Monterrey, en el país azteca. Actualmente, desde la Egade Business School (escuela de negocios del Tecnológico de Monterrey), trabaja en proyectos para incrementar la productividad empresarial, involucrando a tres actores: las grandes empresas y pymes, el sector público y la academia.

Puntualmente, como académico asesora a la multinacional Gruma, que produce harina de maíz, para que esta capacite a sus clientes (pymes que elaboran las tortillas de maíz), en finanzas, marketing, nuevos mercados y estrategias. De esta forma, si las pymes crecen, comprarán más a la empresa.

En este proyecto, explica, también se involucra al sector público para que participe en este proceso, ya que con el progreso de las grandes empresas y pymes se generan más puestos de trabajo, por el desarrollo de sus iniciativas.

Para Zamora, el fin de una empresa es impulsar su recurso humano, para que la sociedad se desarrolle. Cuando los colaboradores están motivados con su trabajo, crecen; la firma también avanza y eso se evidencia en su producción, ganancias, expansión, exportaciones… Este cuencano estudió, entre el 2000 y el 2005, la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad de Cuenca. Su profesor de Álgebra Lineal, Alejandro Torres, lo recuerda como un alumno sobresaliente, responsable y un líder nato. “Se ganó la confianza de los profesores y ha abierto puertas. Sería un logro tenerlo como catedrático en el país”.

La cátedra apasiona a Zamora, quien desde que estudiaba la secundaria en el Colegio Rafael Borja, explicaba a sus compañeros los temas que ellos no entendían. Así lo recuerda Andrés Serrano, quien agrega que era buen alumno, amigable y con una capacidad asombrosa para hablar en público.

Algo similar señala su compañero de universidad, Sebastián Vázquez, quien asegura que (Cristian) es buen amigo y por eso aún mantienen la amistad, a pesar de la distancia.

La época universitaria fue el trampolín para que este cuencano apasionado por la música clásica y otros ritmos se diera a conocer. La subdecana de la Facultad de Ciencias Químicas, Ruth Álvarez, recuerda que este alumno era un entusiasta y que motivaba a los demás para lograr objetivos. Un ejemplo, fue en el 2004, cuando fue presidente de la Facultad y organizó en la universidad un congreso para estudiantes de Ingeniería Industrial, al que asistieron unas 500 personas. “Cristian gestionó la participación de gremios empresariales, cámaras, instituciones públicas, entre otros actores. Es evidente su capacidad de liderazgo y organización”.

Después de graduarse y trabajar por dos años, Zamora apostó por una nueva formación académica en el exterior. Aplicó al Tecnológico de Monterrey en México, en donde por sus méritos académicos, presentación de pruebas y ensayos, recibió una beca del 90% para estudiar su maestría en Sistemas de Calidad y Productividad.

Su compañero de aula, José Antonio Menéndez, lo recuerda por su compromiso y dedicación a los estudios, que se evidenciaba en sus calificaciones. Además, su capacidad comunicativa es admirable, ya que expone con seguridad ante un auditorio lleno de personas, con la mayor claridad e interactuando sin titubear ante las preguntas.

No es casualidad, comenta Menéndez, que al culminar los estudios de la maestría, la universidad propuso a Zamora estudiar un doctorado con una beca del 100%, más USD 1 200 mensuales para sus gastos. “Esta no es una oportunidad que se da a muchos estudiantes y Zamora fue uno de los seleccionados por su trayectoria impecable”.

Este PhD se desarrolla en dos países por un convenio interinstitucional: Monterrey y Lausanne, Suiza, en École Polytechnique Féderale donde consiguió buenos amigos. Uno de ellos es Alan Cabello, quien también cursó el doctorado. Este mexicano recuerda que trabajaron juntos en proyectos y gracias a los aportes de Zamora tenían altas calificaciones. Además, lo considera “íntegro, recto, trabajador y capaz de relacionarse con todas las personas en todos los niveles”.

La tesis de Zamora se enfocó a que las empresas perciban y capitalicen oportunidades potenciando el recurso humano a través de la capacitación. Para este proyecto tomó como referencia la gestión de unas 100 empresas ecuatorianas y la misma cantidad de firmas mexicanas, con el fin de analizar sus procesos.

Los resultados fueron que las organizaciones que creen en sus empleados e invierten en la formación para ellos, reciben una recompensa, ya que mejoran, crecen, diversifican, exportan… Los recuerdos de Suiza son más que de aprendizaje. Con sus compañeros de grupo trabajaron en un proyecto sobre qué tipo de negocios son factibles en economías emergentes.

École Polytechnique Féderale de Lausanne los envió a exponer este trabajo en el Instituto Tecnológico de Madras en Chennai (India). Esa experiencia le dio a Zamora herramientas para ampliar su perspectiva del mundo empresarial, ya que India -con más de 1 200 millones de habitantes- tiene una realidad diferente a la occidental. No obstante, sus empresas entienden los procesos de globalización y son competitivas en el mercado internacional, incluso algunas están posicionadas en América Latina.

Inglés, francés y mandarín son los idiomas que habla este consultor, que tiene previsto regresar a Cuenca a finales de este año. Quiere retribuir lo que el país le ha dado y aplicar sus conocimientos a la realidad empresarial ecuatoriana. También, entre sus planes, está la cátedra para compartir sus conocimientos.

El mundo actual democratiza el conocimiento, por lo que Zamora comparte consejos sobre innovación empresarial, emprendimiento, estrategias organizacionales y solución de problemas, a través de su cuenta de Twitter @czamoramatute donde también brinda asesoría gratuita a los profesionales ecuatorianos que deseen estudiar en el Tec de Monterrey.

Para él esta es una forma de agradecer a la vida lo afortunado que ha sido.

LA EXPERIENCIA

En el 2003. Participó en el Congreso Latinoamericano de Ingeniería Industrial en Panamá y representó a la U. de Cuenca.

En el 2010. La agencia nacional de innovación suiza (Lausanne), lo seleccionó para ser entrenado en innovación.